Descargar PDF

José Antonio López Saavedra ha asumido la presidencia de la Asociación del Taxi de Melilla tras la dimisión, por problemas personales, de Karim Mohamed.
Pepe López, como le llaman sus compañeros del sector, llega al cargo con un objetivo claro: Declarar la guerra a los taxis piratas de la ciudad. “Llevo 30 años en la asociación y mes y medio de presidente y ya he tenido un contacto con la Policía Local para hablar de los coches piratas”, señaló.
El nuevo presidente de la Asociación del Taxi de Melilla comentó ayer a este periódico que el problema principal del gremio en la ciudad es que sus casi 90 taxistas “echan cerca de doce horas diarias y les cuesta ganar el jornal”.
La recaudación ha bajado, según explicó Pepe López a El Faro, entre un 40 y 45% desde que empezó la crisis: “Sólo queremos trabajar y quedarnos con el volumen de trabajo de los coches piratas”.
Para ello sería necesario que la Policía Local se convirtiera en la sombra de los taxistas que trabajan sin licencia y con tarifas muy por debajo de las que tiene el sector del taxi en la ciudad.
“A la Policía Local le planteé el problema de los coches piratas. Están por la labor, pero hay tantos que no dan abasto”, insistió Pepe López a El Faro.
Para este año, la Asociación del Taxi de Melilla no se plantea una actualización de los precios de las carreras. “Ahora mismo, como están las cosas, no podemos asustar a la clientela”, destacó.
Lo que sí harán serán pedir una reunión con el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, para intentar que les eche una mano. “Iremos a hablar con él para ver qué tipo de subvención nos puede dar”, adelantó a este periódico.

Combustible más caro
El nuevo presidente de la Asociación del Taxi melillense considera que el sector necesita algún tipo de ayuda pública, teniendo en cuenta que han bajado sus ingresos, mientras han subido los precios del carburante y de las reparaciones de los coches en los talleres de la ciudad. “Los taxistas melillenses somos mileuristas trabajando 30 días a la semana, durante doce horas diarias”, señaló.
Ahora mismo, Pepe López tiene por delante la aprobación de las cuentas de 2013 de la Asociación del Taxi y el objetivo de “dar solución a los problemas del sector en Melilla”. “Voy a tirar de la Asociación como Dios me inspire”, dijo.
Para empezar, lo primero es cercar a los coches piratas. “El trabajo ha bajado bastante y nos están haciendo mucha pupa. No hay manera de parar esto. La Policía Local tiene un dispositivo, coge a dos o tres, pero eso no lo notamos”, reiteró a este periódico.
Por su parte Karim Mohamed, su antecesor en el cargo, explicó a El Faro que dimitió hace más de un mes por problemas personales. “Era mucho lo que llevaba para adelante y me di cuenta de que la familia está ante todo”, aclaró.
Su sucesor en el cargo, Pepe López, es casado, tiene dos hijos y mucho trabajo por hacer. La lucha contra los taxis piratas y la supervivencia de un sector que cuenta con 60 licencias en la ciudad y entre 80 y 90 taxistas (contando los asalariados) marcarán su mandato.

La piratería también tiene hundida a la COA

Los taxistas no son los únicos que sufren los efectos de los taxis piratas. La Cooperativa Ómnibus de Autobuses de Melilla (COA) también ha culpado a los coches que llevan pasajeros sin licencia y con tarifas temerarias de la bajada en el número de usuarios que suben a diario a los buses urbanos, sobre todo, en las líneas que van a la frontera.
No hay que olvidar que la Asociación del Taxi estuvo en otoño de 2012 al borde de la huelga por este mismo motivo. Los taxistas de Melilla amagaron con parar de 11:00 a 13:00 horas, en señal de protesta por la proliferación de los coches piratas. Aquellos paros representaban perder entre 40 y 50 euros, pero estaban dispuestos a seguir adelante. Finalmente el paro fue desconvocado tras un acuerdo alcanzado entre el gremio y la Consejería de Seguridad Ciudadana, que se comprometió a perseguir la competencia desleal.
Ha pasado poco más de un año desde entonces y los problemas con los taxis piratas siguen siendo los mismos: No consiguen pararlos.

El Cambio
Nuevo presidente de la Asociación del Taxi
José Antonio López Saavedra es el nuevo presidente de la Asociación del Taxi de Melilla. Asumió el cargo hace mes y medio, tras la dimisión de Karim Mohamed, por problemas personales.
El problema
La Policía Local no da abasto con los piratas
El nuevo presidente de la Asociación del Taxi en Melilla, Pepe López, ya se ha reunido con la Policía Local para pedirle que cerquen a los taxis piratas que les roban la clientela. Los afectados saben que la Policía hace lo que puede, pero que no dan abasto.
Objetivos
Conseguir ayuda pública
El sector del taxi en la ciudad tiene previsto hablar con el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, para pedirle algún tipo de ayuda pública.
Las pérdidas
Baja entre un 40 y un 50% el volumen de negocio
La facturación de los taxistas de Melilla ha bajado entre un 40 y un 50% desde que empezó la crisis. A la par, han notado una subida de los precios del gasoil, de los talleres de reparaciones y de la competencia desleal.

Visita el artículo original.