INIÓNREPORTAJES

LA CORUÑA: Los taxistas se han blindado

23 mar, 2014 admin Destacados,Noticias

Los atracos a los conductores se desploman gracias a las nuevas tecnologías y al apoyo que se brindan cuando uno está en peligro.

Fuente: lavozdegalcia.es

Hubo un tiempo no muy lejano en el que para ser taxista había que ser antes un inconsciente. Porque escasas profesiones había en el mundo más peligrosas y peor pagadas. Sufrían atracos a diario y de muchos salían gravemente heridos. O muertos. La de los noventa «fue una época horrorosa», recuerda Daniel Gómez, que lleva 32 años girando el volante. Para los toxicómanos, los taxis eran cajeros fácilmente vulnerables. Pero eso se acabó. Salvo contadas excepciones, como la del pasado domingo, cuando un conductor fue asaltado en la Grela por dos individuos, hoy no van al trabajo con aquel miedo. Solo precavidos.

Ahora el ratero muerde en hueso, porque los dos colectivos que agrupan a los 522 profesionales que hay en la ciudad han trabajado mucho para blindarse. Pero no solo con tecnología. También a la antigua usanza, como se hizo siempre, protegiéndose unos a los otros. «Somos como patrullas ciudadanas. Allí donde un compañero tiene un problema, vamos todos», cuenta Luis Doce. «Cuando uno de nosotros está siendo atracado o se lo huele, da la alarma a través de la emisora y los que estén cerca, o no tan cerca, acuden en su ayuda», explica el presidente de Tele Taxi, Manuel Sánchez Quindimil. El ejemplo más reciente fue el atraco del pasado domingo. Cuando un delincuente le puso una barra al cuello a un conductor, nada más huir con unos 150 euros, dio la voz de alarma. En cuestión de un minuto había en la zona más de diez taxistas peinando las calles. «Siempre lo hacemos así. Cuando uno de nosotros tiene un problema, sabe que en segundos estamos con él».

Pero no solo con eso le van ganando de paliza a los delincuentes. Los vehículos cuentan con nuevas tecnologías que los hacen invulnerables. Por un lado, todos los taxis cuentan con un botón del pánico oculto que al apretarlo manda una señal al 112 que la deriva a la policía. Y como además todos los vehículos están geolocalizados, los agentes saben el punto exacto donde se encuentra el taxi. Por si eso fuera poco, la central de Tele Taxi puede escuchar lo que está ocurriendo en el interior del coche y transmitirlo al resto de taxistas y a la policía, «que llega en cuestión de segundos», dice Sánchez Quindimil.

Publicado en la UNALT

– See more at: http://www.unalt.es/?p=9179#sthash.X2dBXgLb.4Rm1pVwF.dpuf