El departamento de Territorio y Sostenibilidad ha abierto un expediente a la aplicación para móviles Uber, que permite solicitar una vehículo de alquiler con conductor, para investigar las supuestas actividades irregulares de la empresa. No tener las correspondientes licencias puede suponer una sanción de hasta 2.000 euros.

 

Según ha explicado la Generalitat en un comunicado, este expediente tiene como objetivo “controlar que todas las actividades anunciadas por esta empresa se hacen bajo el vigente marco normativo”, tal y cómo se acordó el pasado 22 de abril en una reunión entre la Dirección general de Transportes y el STAC.

 

De conformidad con la legislación vigente en Cataluña, las actividades de transporte de personas que se realizan por cuenta ajena y mediante un precio o una retribución, tienen la consideración de transporte público y como tal, está sujeto a un régimen de autorización administrativa previa.

 

Por sus características, explica la Generalitat, las actividades de transporte de Uber son actividades de transporte público y por tanto, para su realización, debe disponer de los títulos administrativos habilitantes necesarios. Carecer de estos permisos, de acuerdo con la Ley del Taxi y la recientemente modificada LOTT, constituye una infracción muy grave que puede ser castigada con multas de hasta 1.250 euros. También es sancionable, como infracción grave, la oferta de servicios de transportes sin disponer del título habilitante para realizarlos. En estos casos la multa es de 8000 euros.

 

En el encuentro mantenido con el sector, las organizaciones que forman la Mesa Técnica del Taxi, STAC, CMT, AET y ATC, solicitarán la paralización inmediata de esta aplicación el próximo 24 de abril. Además, de acuerdo a la sentencia de Bruselas contra Uber,propondrán la sanción económica a aquellos usuarios que utilicen cualquier transporte ilegal o irregular. Intrusismo y piratería serán otros de los temas que se abordarán en esta reunión con el director general de Transportes, Pere Padrosa. 

Publicado por la Gaceta del taxi.