La Federación Nacional para los Ciegos de California ha demandado al servicio de trasnporte Uber, tras señalar que algunos de los conductores discriminan a pasajeros ciegos y a sus perros guías.

La demanda, que recoge The Washington Post, señala que un conductor de Uber en California, después de aceptar llevar a un pasajero invidente, colocó al perro guía del usuario en el maletero del coche. Cuando el pasajero se percató de lo que pasaba con el can le pidió al taxista que detuviese el coche, a lo que el conductor se negó.

La demanda fue introducida esta semana en el Tribunal del Norte de California. Según se lee en el documento, los conductores de Uber han rechazado hasta en 30 ocasiones llevar a pasajeros con perros guías. Una mujer con incapacidad visual señala que ella ha sido rechazada doce veces por parte de los conductores de la app de transporte.

También señalan que los conductores han cancelados viajes a pasajeros ciegos bajo condiciones climáticas malas y le han cobrado los cargos por la cancelación del servicio.

Los pasajeros con perros guías se quejan que con Uber le están negando un servicio básico que está disponible para los otros pasajeros que pagan. En la demanda se pide a Uber que implente una política que no discrimine a los usuarios ciegos.

La empresa de transporte envió un comunicado a la revista TIMEen el que señala que los conductores que realizan estas acciones serán removidos. «La app Uber está diseñada para expandir el acceso y opciones de transporte a todos, incluyendo a usuarios con discapacidad visual y otras discapacidades. Es política de Uber que cualquier conductor que niegue transportar a un animal de compañía será elimincado de la plataforma Uber

Publicado por el ABC.