E.B. / 11-06-2015 • 11:41

La plataforma Jueces para la Democracia se suma al grupo de detractores cosechado por el TTIPtras su paso por el Parlamento Europeo. Valora negativamente la creación de un mecanismo de resolución de controversias inversor-Estado (ISDS por sus siglas en inglés) y los posibles problemas para los derechos laborales básicos que podría acarrear el tratado. 

La organización advierte sobre el denominado dumping social, es decir, “el enriquecimiento empresarial a costa del abaratamiento de la mano de obra y la consiguiente desprotección de los derechos de los trabajadores bajo el falso alegato de ser más competitivos en el mercado exterior”.

Los jueces progresistas entienden que, desde la perspectiva de la soberanía jurídica de los Estados, un tribunal ajeno a las instituciones públicas “viene a ser un torpedo bajo la línea de flotación del concepto básico de jurisdicción”, entendido como función estatal reservada al Estado.

La plataforma advierte sobre los posibles efectos negativos que acarrearán “las desigualdades normativas en materia laboral entre los EEUU y la UE, fruto de culturas jurídicas absolutamente distintas”, y se pronuncia contraria a la promulgación del tratado “en los términos y en la forma en que se está negociando”, exigiendo transparencia absoluta de cara a la ciudadanía y protección de la independencia del poder judicial.

Publicado por El Boletín.