Si hace unos días nos sorprendía la llegada de un coche de lujo que funciona como taxi en una pequeña localidad alemana, ahora esta noticia sorprendente nos llega desde Rusia: un antiguo vehículo militar de la Unión Soviética ha sido adquirido por una compañía de taxis de San Petersburgo. Su precio es algo superior a un taxi convencional. 

 

Al parecer, informan medios internacionales, la compañía de taxis tuvo ciertos problemas para conseguir el permiso de taxi a este tanque anfibio, pero tras pintarlo como el resto de taxis de la ciudad recibieron el visto bueno de la administración. 

 

El vehículo, un blindado BRDM-2, puede hacer el mismo trabajo que cualquier taxi de San Petersburgo, con la diferencia que la carrera mínima será de 70 euros. Se trata de untanque anfibio, pero se desconoce si se podrá usar legalmente para cruzar el famoso río Nevá. 

 

Su punto débil es la comodidad y es que para entrar en él tienes que trepar por la carroceríahasta llegar a la escotilla, por lo que el usuario deberá ser flexible y estar en buenas condiciones

Publicado por la Gaceta del taxi