Cuatro atracadores roban 100.000 euros a dos recaudadores en Valencia
Lugar donde fueron atracados los dos recaudadores. / Toni BlascoLos delincuentes, que huyeron en dos motos, encañonaron a las víctimas con una pistola y las golpearon para arrebatarles el dinero

JAVIER MARTÍNEZ

TONI BLASCO

| VALENCIA

12 mayo 201421:47

Cuatro delincuentes atracaron ayer a dos recaudadores de una asociación de taxistas y les robaron 100.000 euros en la puerta de un garaje de la calle Pizarro, en el centro de la ciudad de Valencia. Los individuos, que ocultaban sus rostros con cascos de motos, encañonaron con una pistola, rociaron con un espray y golpearon a las víctimas con gran violencia para arrebatarles dos maletines repletos de dinero. Uno de los hombres agredidos fue trasladado a un hospital tras sufrir una hemorragia por una fractura del tabique nasal.

Los atracadores huyeron hacia la calle Colón en dos motos de gran cilindrada. Los hechos ocurrieron sobre las 12 del mediodía a la altura del número 28 de la calle Pizarro. Los dos recaudadores de mediana edad, clientes habituales del parking, estacionaron su vehículo en una de las plazas del garaje, retiraron el ticket y salieron con dos carteras de trabajo en sus manos.

Justo cuando se incorporaban a la calle fueron encañonados con una pistola por uno de los dos delincuentes que les esperaban en la acera. Una de las víctimas intentó que no cogieran el maletín, pero el asaltante la emprendió a golpes con el recaudador y le fracturó el tabique nasal. Su compañero también ofreció resistencia, y el segundo atracador le roció con un espray. Tras reducir a los dos hombres, los individuos se apoderaron de las carteras y huyeron a toda velocidad en dirección a la calle Colón en dos motos de gran cilindrada que conducían dos compinches.

Siguieron a las víctimas

Los ladrones consiguieron un botín cercano a los 100.000 euros. La policía baraja la hipótesis de que los atracadores sabían de antemano que los hombres portaban en ese momento una gran cantidad de dinero, y los siguieron para arrebatarles los maletines. Sin embargo, esperaron en la calle a que salieran del garaje para cogerlos desprevenidos y huir con rapidez en las motos. El parking está controlado por un circuito cerrado de televisión con ocho cámaras de vigilancia. Todo parece indicar que los delincuentes habían vigilado con anterioridad a los dos recaudadores y sabían el itinerario que realizaban los lunes.

La propietaria de un comercio cercano llamó al 112 tras escuchar los gritos de las víctimas, y en pocos minutos, la calle Pizarro se llenó de patrullas de la Policía Nacional y Policía Local. Agentes del Grupo de Atracos se hicieron cargo de las investigaciones, tomaron declaración a los recaudadores y se entrevistaron con comerciantes y testigos que vieron escapar a los cuatro asaltantes.

Un comerciante se asomó a la calle tras escuchar gritos y vio a cuatro individuos enzarzados en lo que parecía una reyerta. Dos de los que se peleaban llevaban un casco de moto, y uno propinaba un puñetazo en la cara a otra persona, que dio un traspié al recibir el golpe y casi cae al suelo. «El otro del casco roció con un espray en la cara al que llevaba el maletín. Ha sido todo muy rápido, y en apenas unos segundos, los atracadores montaron en dos motos y se fueron a toda velocidad», explicó un testigo.

Un fontanero que se encontraba trabajando en las inmediaciones también se vio sorprendido por el asalto. Este testigo aportó a la policía una descripción más detallada de los delincuentes y las motos que utilizaron para huir. Justo enfrente del aparcamiento se encuentra una frutería, y los empleados se enteraron de lo ocurrido por dos alumnas jóvenes de una academia de peluquería. «Una de las chicas entró a pedir servilletas de papel o un paño para taponar la herida a un hombre que estaba sangrando mucho por la nariz», manifestó el dependiente. Un ambulancia acudió al lugar y trasladó a la víctima a un hospital.

La sala del 091 facilitó una descripción de los atracadores, de complexión fuerte, y los datos de las motos a todas las patrullas que se encontraban ayer de servicio en la ciudad de Valencia, pero los delincuentes lograron eludir el cerco policial

Publicado por las Provincias.es