AMT apuesta por recoger a coste cero en servicios de radiotaxi

La Asociación Madrileña del Taxi pide al Ayuntamiento de la capital que sea “valiente” y los servicios de radioemisora del APC se hagan “a coste cero”. Así, el sector ofrecerá un servicio “más competitivo” y ayudará a evitar “la competencia desleal de muchos transportes, legales e ilegales, que ya aplican este tipo de recogida”.

 

Según informan en una nota de prensa remitida desde la entidad, “el 80% de los servicios prestados en el APC son servicios ajenos a cualquier radioemisora”. Por ello consideran que “no se debe permitir que la bajada de bandera suba ni un solo euro, para  intentar solucionar el  problema de  llegada de los vehículos adscritos a las mismas,  aunque se le aplique algún tipo de franquicia kilométrica”.

 

 

Tarifa fija sí, pero con matices

 

Además de esta petición, AMT también solicita al Ayuntamiento que revise el actual sistema de tarifas con la finalidad de simplificarlas. Para ello sugiere eliminar las dos zonas actuales, A y B en las tarifas 1 y 2e informar a los usuarios de las horas con menor demanda del servicio.

 

Sobre la tarifa fija de 30 euros, desde AMT proponen dos alternativas que, en su opinión, mejorarían el actual sistema: una bajada de bandera mínima de 20€, con una franquicia kilométrica (5 ó 10 km) y tarificación máxima de 30€ o bien la fusión de las tarifas 4 y 5 (esta última para destinos fuera de la almendra central), dejando únicamente esta última activa, que supondría la bajada de bandera mínima de 20€, con franquicia kilométrica de 10 km, y una vez superados el taxímetro contabilizar en la  tarifa que corresponda.

 

Para ello, explican desde la Asociación Madrileña, el taxímetro debe permitir cambiar de la tarifa 1 ó 2 a la 4 para todos aquellos servicios que hayan sido asignados de forma telemática y se desconozca el destino.

 

También proponen la introducción de un código QR en las pegatinas de las tarifas que permita a los usuarios que lo precisen consultarlas mediante un audio. Creen que así los profesionales mejorarían el servicio sustituyendo las “ineficaces y poco operativas tarifas braille impresas”.

Publicado por la Gaceta del taxi