El departamento de Movilidad del Ayuntamiento recibió el viernes una denuncia de un particular alertando de que se trata de una práctica generalizada en la que participan hoteles y hospitales

El departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Palma ha abierto una investigación con el fin de averiguar la veracidad de una denuncia de un particular según la cual las emisoras de taxi estan dando comisiones ilegales a los establecimientos que les derivan clientes.

Esta práctica, según el denunciante, que registró el escrito en la concejalía de Movilidad el pasado viernes, sería generalizada y en ella estarían implicadas, además de las cuatro emisoras de taxi existentes en la ciudad, hoteles y hospitales. Las comisiones que se están ofreciendo, según se pone de manifiesto en el escrito, “oscilan entre uno y dos euros por servicio”.

El concejal de Movilidad de Cort, Gabriel Vallejo, nada más tener conocimiento de la denuncia, lo comunicó a los servicios jurídicos municipales, con el fin de que determinaran los pasos a dar por parte del Ayuntamiento. Desde este departamento municipal se ha indicado la existencia de un informe realizado en 2009 a raíz de otra denuncia. Los servicios jurídicos han indicado que se debe instar a las emisoras al cese inmediato de esta práctica.

Mientras tanto, la concejalía va a investigar si los hechos denunciados pueden ser probados ya que, de ser así, se trata de una falta muy grave que el reglamento del sector del taxi actualmente en vigor sanciona con el cierre de la emisora implicada en la práctica ilegal de comisiones. 
“No hay medias tintas”, manifestó el concejal Vallejo ya que, en el caso de que se demuestre que alguna de las cuatro compañías de las que actualmente operan en la ciudad cobra comisiones por obtener servicios, la sanción consiste en la pérdida de la concesión y el cierre de la emisora”. La concejalía remitió ayer a las emisoras de radio un escrito en el que se les informa de la denuncia y se les insta a cesar de forma inmediata esta actividad ilegal.

Vallejo reconoce que “es un rumor generalizado” la existencia de esta práctica, aunque indicó que “el Ayuntamiento no puede actuar por rumores, pero tampoco, ante una denuncia como la presentada el viernes, puede dejar de hacerlo”. En la actualidad existen en la ciudad cuatro emisoras de taxi autorizadas a las que están adscritas 788 licencias de las 1.256 concedidas. De esta forma, solo 468 taxis no trabajan asociados a alguna de estas compañías. La más numerosa es Taxis palma, con 434 socios. Le sigue Radiotaxi, con 203; Taxiteléfono, con 96 y Fonotaxi, con 38 asociados. Según la denuncia, las cuatro emisoras realizan esta práctica ilegal que, además de la sanción administrativa municipal, puede implicar también un importante fraude fiscal por cuanto el dinero pagado por las emisoras por este concepto y el cobrado por los receptores sería opaco al fisco.

Aunque se trata de una cuestión que no afecta directamente a la competencia municipal, se indicó que el nivel de fraude puede ser muy importante puesto que estamos hablando de comisiones de uno o dos euros por viaje abonados por casi dos terceras partes de la flota.
Si bien la mayoría de los establecimientos implicados en esta práctica son hoteles y clínicas privadas, no se descartan otros negocios como los bingos u otros centros de trabajo que tienen la particularidad de aglutinar a numerosas personas.

Según fuentes municipales, la forma de actuar no siempre es la misma, puesto que hay establecimientos en los que la empresa cobra la comisión que se les da por servicio conseguido, mientras que en otras quien se queda con el dinero es la persona que pone en contacto al cliente con la emisora.

El Ayuntamiento ha intentado en varias ocasiones unificar las cuatro emisoras en una con el fin de dar un mejor servicio a los usuarios. No obstante, los distintos intentos habidos se han encontrado con la oposición frontal de una parte del colectivo de taxistas que no quiere cambios en la situación actual.

 

FUENTE: diariodemallorca.es

Visita el artículo original.