Centenares de pasajeros del aeropuerto Alicante-Elche no han tenido servicio de taxis este jueves

La tensión por el intrusismo entre taxistas regresa al aeropuerto de L’Altet

E. MOLTÓ / EFE Alicante 13 MAR 2014 –

A las siete de la mañana de este viernes los taxistas de Elche volverán a trabajar con normalidad. Los pasajeros y turistas que llegaban esta mañana en avión al aeropuerto Alicante-Elche dispuestos a coger un taxi para llegar rápido a su destino final no han podido hacerlo. La imagen que ofrecía el área de llegadas de L’Altet era inédita. No había ni un taxi en la parada, y los turistas estaban desorientados. El único medio de transporte operativo era el autobús.

Y es que los taxistas de Elche están hartos de promesas y medidas para acabar con el intrusismo que no se cumplen. La Asociación de Auto-Taxis de Elche ha convocado una huelga desde este jueves y hasta el próximo lunes debido a la “falta de apoyo” de la administración local contra el intrusismo en el aeródromo ilicitano, según informaron en un comunicado.

Tras el inicio de la protesta, los representantes de los taxistas y los responsables de la consejería de Transportes se han sentado a negociar este jueves para intentar alcanzar un acuerdo que permita desconvocar la huelga. Tras la reunión han decidido aplazar la protesta hasta el próximo lunes cuando estudiarán medidas concretas.

Según el comunicado emitido por la Asociación de Auto-Taxis de Elche, “después de 14 meses de conversaciones en las que se ha puesto sobre la mesa la grave situación que provoca el intrusismo en el aeropuerto, y tras diez reuniones con la consejería de Transportes, el Ayuntamiento de Elche, la dirección del aeropuerto y el sector del taxi no se ha cumplido ninguna de las promesas realizadas por las administraciones para solucionar el problema”.

JOAQUIN DE HARO

Los taxistas han asegurado que lainspección de Transportes “sigue sin aparecer” y que la presencia policial para controles “tampoco” existen mientras que las medidas de control a través de una barrera que se prometieron hace más de año, “ahora dicen que no se llevarán a cabo”.

La larga lista de incumplimientos ha terminado “agotando a un sector de por sí exhausto”, añade el gremio. Los taxistas aseguran que desde el inicio de las reivindicaciones, en enero de 2013, “ha aumentado el intrusismo y ha disminuido el escaso control que había en el aeropuerto”.

La postura adoptada por la alcaldesa de Elche, la popular Mercedes Alonso, en la reunión mantenida el martes con la consejería de Transportes “fue sido en contra de los intereses de los taxis de su propia ciudad”, aseguraron en el comunicado.

Por ello, “nos vemos obligados a actuar” con el cierre del servicio hasta el próximo lunes. Desde la Asociación se sienten “engañados”, ya que aseguran que el consistorio no les apoya “a pesar de ser unos profesionales que siempre se han mostrado dispuestos a colaborar”, y reclaman soluciones urgentes.

“Sentimos profundamente los perjuicios que nuestra postura pueda ocasional a los usuarios, pero no nos dejan otra salida”, han manifestado antes de aclarar que la administración “es quien tiene la solución en su mano”, concluyen.

 

Alonso no entiende la huelga

Por su parte, la alcaldesa Mercedes Alonso ha señalado “no entender” el motivo de la huelga ya que, ha asegurado, desde el consistorio ilicitano “se ha estado siempre al lado de los taxistas, con un apoyo constante a este sector y ofreciendo, incluso, cursos de formación y convenios” para la mejora del servicio.

Alonso ha afirmado que si la polémica reside en la colocación de la barrera por parte de AENA, “es una cuestión de sentarse y hablar”, aunque ha agregado que si la posible colocación fuera competencia del ayuntamiento, ya estaría puesta.

Además, ha señalado que hubo un malentendido con los taxistas, ya que la reunión que mantuvo con la consejería de Infraestructuras y Transportes, Isabel Bonig, fue para tratar el asunto del barrio de San Antón de Elche y no del sector del taxi.

Publicado en el País Comunidad Valenciana.