ÁLEX SERRANO 

Ciudad de Brujas, la ocupación del carril bus o la plaza de la Reina son algunas de las cuestiones pendientes del edil

valencia. El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, tiene varios conflictos con vecinos y comerciantes que parecen lejos de solucionarse. Su gestión, muy contestada por partidos políticos y colectivos sociales, ha abierto al Consistorio no pocos frentes que ahora parecen enquistarse sin que se adivine una solución inmediata.

Regulación de semáforos

Tráfico más lento y quejas de los conductores

1El más próximo en el tiempo es uno que el lector habrá notado si circula en coche por la ciudad. El cambio en la regulación semafórica impulsado por la concejalía de Movilidad Sostenible y denunciado por los taxistas la pasada semana ha creado un nuevo frente al Consistorio. Movilidad ha decidido activar también durante el día un cambio en la regulación de los semáforos que alarga las luces rojas y reduce las verdes. La intención es ralentizar el tráfico. Hasta el momento sólo funcionaba de noche, donde en determinadas vías se alcanzaban altas velocidades cuando, de madrugada, apenas circulaban coches por ellas. Sin embargo, su activación durante el día ha provocado quejas de taxistas y conductores por igual, tal como desveló la pasada semana este diario. Tanto la Federación Sindical del Taxi como Asociación Unión Gremial del Taxi han criticado los cambios.

Doble sentido en Barón de Cárcer

Sin cambios pese a los accidentes

2El inmovilismo de Grezzi respecto a la avenida Barón de Cárcer ha puesto a los vecinos en pie de guerra. Siete accidentes en poco más de un año, el último de ellos hace hoy una semana, han sido suficientes para que distintas entidades vecinales de Ciutat Vella, englobadas en la Coordinadora d’Entitats de Ciutat Vella, hayan decidido recoger firmas y cortar el doble sentido al tráfico si vuelve a haber un fallecimiento. El primero ocurrió en abril, cuando un hombre de 63 años falleció tras ser atropellado por un autobús de la EMT. Lo cierto es que el doble sentido, implantado en noviembre de 2015 sin pedir un informe a la Policía Local de Valencia, ha provocado ya cerca de una decena de siniestros. Los vecinos temen que la situación se agrave cuando comiencen las obras en el primer tramo de San Vicente Mártir, entre San Agustín y la calle Garrigues. Entonces, Movilidad Sostenible impondrá el doble sentido en toda la avenida para que los autobuses puedan llegar hasta Ciudad de Brujas.

Parking Ciudad de Brujas

La gran esperanza del Mercado Central

3Precisamente el aparcamiento de Ciudad de Brujas es otro de los frentes abiertos por Movilidad Sostenible. El Ayuntamiento hubo de rescatar la instalación al acordar abonar, en una década, 11,3 millones de euros a la Generalitat en febrero, después de que la peatonalización del entorno del Mercado Central soliviantara a los vendedores, que vieron cómo se dificultaba, según ellos, el acceso a la centenaria lonja. El aparcamiento está sin terminar: falta el equipamiento de todo el recinto, su conexión peatonal con el mercado y una rampa de acceso, que todo parece indicar que se hará por la calle Guillem Sorolla. Un anuncio que ha alarmado a los residentes en esta calle. Mientras el Consistorio sigue abonando anualmente los plazos del pago que ha de efectuar a la Conselleria de Obras Públicas, lo cierto es que los vendedores del Mercado Central insisten en la necesidad perentoria de que el aparcamiento entre en funcionamiento cuanto antes. De hecho, han protagonizado varias protestas contra el concejal Grezzi a lo largo de todo el otoño. La respuesta del edil ha sido mejorar la señalización de los accesos al mercado y colocar un semáforo en María Cristina para intentar evitar atascos al menos en la puerta del mercado, como le pedían los vendedores.

Peatonalización plaza de la Reina

A vueltas con la salida del aparcamiento y la EMT

4Los procesos participativos también le han dado más de un quebradero de cabeza a Grezzi. Si ya el que desarrolló para la peatonalización de la calle Serranos le granjeó críticas vecinales porque presentó el plan ya elaborado, el de la plaza de la Reina ha sido llevado directamente por un estudio de arquitectura especializado en procesos participativos, Encajes Urbanos. Sin embargo, los vecinos temen que la salida del aparcamiento de la plaza de la Reina se haga por la calle del Mar, que consideran demasiado estrecha como para asumir ese tráfico, y les preocupa dónde se ubicarán las paradas de la EMT y de taxi. Cabe recordar que la intención del Consistorio es que buena parte de las líneas de la EMT se queden en la esquina de la calle de la Paz con Marqués de dos Aguas.

Ciclistas incívicos

Quejas vecinales por los ciclistas en las aceras

5Grezzi también se ha enfentado a las quejas vecinales por la falta de control de los ciclistas incívicos que recorren las aceras, las zonas peatonales o los pasos de cebra sin dar preferencia al peatón. La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, denunció que las quejas llegan de toda la ciudad y un paseo por el centro de Valencia permitió comprobar que los comportamientos incívicos son relativamente comunes. Grezzi siempre ha apoyado el uso de la bicicleta y con sus políticas, como la construcción del carril bici por el anillo interior, pretende potenciar su utilización.

Motos en las aceras

Sin sanciones pero con más aparcamiento

6El anuncio a comienzos de año de que la Policía Local iba a multar a las motos que aparcaran sobre las aceras en el Ensanche fue bien recibido por los vecinos, pero el Consistorio hubo de anunciar más tarde que no podría hacerlo porque no se habían colocado las señales que advertían de que aparcar sobre la acera estaba prohibido. Paralelamente, la concejalía de Movilidad Sostenible comenzó a eliminar plazas de aparcamiento para coches situadas en la vía pública para convertirlas en aparcamiento para motocicletas. Sin embargo, las quejas vecinales persisten: en determinados puntos de la ciudad, las motos siguen aparcadas en la acera pese a la proximidad de plazas de aparcamiento.

Remodelación de la EMT

Recogida de firmas en varios barrios

7Se trata probablemente de la medida más contestada en la calle. La remodelación de líneas llevada a cabo este verano por la EMT ha despertado críticas en varios barrios de la ciudad. Los cambios afectaron a 13 líneas, más la nueva que se creó por el bulevar sur. Las quejas vecinales, en su mayoría, no han sido escuchadas, aunque la EMT abrió un proceso participativo que se saldó con mínimos cambios en la ubicación de las paradas pero sin modificaciones en los trayectos. Sólo las protestas de la Asociación de Vecinos de Tres Forques consiguieron que la EMT diera marcha atrás y se recuperó la línea 73. En Orriols-Rascanya, Virgen del Carmen-Beteró, Zaidía-Orilla del Río o Nou Moles no han tenido suerte. Todas estas asociaciones continúan recogiendo firmas para recuperar la parada de la 11 frente al centro de salud de Pintor Vilar, el trayecto de la 31 por el barrio, la línea 8 que conectaba la Estación de Autobuses con La Fe o la 81 directa hacia el centro y la zona de las universidades, respectivamente.

Aparcamiento en el carril bus

La eterna petición de los taxistas que Ribó paralizó

8Era septiembre cuando el concejal Grezzi anunció, durante unas jornadas organizadas por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Valencia, que iba a impedir aparcar en el carril bus de 22 a 8 horas. «Tengo el compromiso personal de trabajar en que los carriles bus queden vacíos de coches durante la noche», dijo. La medida causó tal polémica (contestada por los locales de ocio, por vecinos de las zonas más alejadas al centro o con poco aparcamiento, pero aplaudida por los taxistas), que el mismo alcalde Ribó hubo de salir a desautorizar a su concejal de Movilidad Sostenible. «Fue una reflexión, en ningún momento hay un proyecto para prohibir aparcar en el carril bus, fue una reflexión genérica y sólo eso. No está en el programa y no está establecido, es una idea que se le ocurrió en un debate al concejal, pero si nos la planteamos será cuando se pongan a funcionar los autobuses toda la noche», dijo el primer edil. Ahora, en todas las reuniones de la Mesa de la Movilidad y en las sectoriales de transporte público, las asociaciones de taxistas insisten en una medida que consideran clave para evitar accidentes, molestias para sus clientes y atascos por la noche en zonas de ocio como la plaza de Cánovas, Juan Llorens o el entorno de la plaza del Cedro. Los vecinos insisten en que sin transporte público toda la noche la eliminación de la prohibición causaría más problemas de los que solucionaría.

 
Publicado por las Provincias.