Desestima la petición de la patronal de tomar medidas cautelares contra esta decisión del Ayuntamiento de Elche.

Un vehículo de VTC por las calles de Valencia, en una imagen de archivo. EFE

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ha rechazado la solicitud de la patronal de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), Unauto, de establecer medidas cautelares a la ordenanza municipal del taxi que ha elaborado el Ayuntamiento de Elche, que establecía una hora de precontratación para los servicios con este tipo de operadores.

Con esta decisión, el alto tribunal autonómico da la razón a la Asociación Nacional del Taxi (Antaxi), única asociación del sector que junto con el Ayuntamiento de Elche ha presentado argumentos contra el recurso de Unauto, y mantiene la hora de precontratación en la localidad valenciana.

Para el presidente de Antaxi, Julio Sanz, se trata de una noticia «especialmente relevante» para el sector puesto que «la del Ayuntamiento de Elche es la primera ordenanza municipal que recoge una hora previa para la contratación de estos servicios tras la aprobación del decreto Ábalos, y que no es paralizada por un tribunal autonómico mediante medidas cautelares».

En este sentido, Sanz recordó el caso de Cataluña, donde el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sí ha paralizado cautelarmente la medida que establece 45 minutos para la precontratación, dictado por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), órgano competente en esta materia.

Para Sanz, «esta decisión asienta los cimientos para clarificar la forma de operar de este tipo de servicios, pues se trata de un sector diferenciado al del taxi, que no puede confundirse ni asemejarse a los servicios urbanos de transporte». El decreto aprobado en septiembre de 2018 por el que fuera ministro de Transporte, José Luis Ábalos, habilitaba a los ayuntamientos y comunidades autónomas a regular la actividad de las VTC y les ofrecía una moratoria de cuatro años para poder desarrollar una normativa en esta materia.

Por último, Sanz insistió en la necesidad de «continuar defendiendo los intereses del sector del taxi» y expresó su deseo de que «la decisión tomada por el Ayuntamiento de Elche con esta hora de precontratación se convierta en un modelo a seguir en otras ciudades de España», con el objetivo de «garantizar la apuesta por un servicio público de calidad como es el taxi».

La decisión del TSJ respecto al conflicto en Elche da alas a otras ciudades de la Comunidad Valenciana que también han decidido establecer la contratación con una hora de preaviso para los vehículos con conductor. Así sucede, por ejemplo, en Valencia, donde el pasado mes de abril se aprobó una moción presentada por la Concejalía de Movilidad Sostenible para añadir a la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible esa exigencia. Esa modificación se empezó a tramitar esta misma semana, y viene motivada por una petición concreta del sector del taxi, según indicaron fuentes municipales.

En el primer semestre de 2019 el número de licencias de VTC creció en Valencia un 14%, hasta llegar a los 198 vehículos; por su parte, Alicante multiplicó casi por cuatro el número de vehículos en el mismo periodo, hasta llegar a los 377 coches frente a los 108 de 2018

Publicado por El Mundo.