Conselleria y los taxistas del aeropuerto pactan una salida cada 15 minutos

Infraestructuras no establece servicios mínimos porque los paros se tramitaron como una concentración 

22.01.14 – 00:26 – 

P. MORENO |

El bloqueo de la parada de taxis del aeropuerto de Manises vivió ayer su segunda jornada de paros, sin incidentes destacables aunque con una novedad importante. Un inspector de la Conselleria de Infraestructuras pactó con los convocantes de la protesta que dieran salida a un vehículo cada 15 minutos, para romper la férrea barrera de la jornada anterior.

Fue algo pactado en el momento y que representa una especie de servicios mínimos, que no se han fijado pese a que la concentración deja sin taxis a todos los viajeros que salen de la terminal. Fuentes de la Conselleria de Infraestructuras comentaron que la ausencia de un mínimo de viajes se debe a que la protesta contra la tarifa plana de 20 euros se tramitó como una concentración, por lo que no se puede considerar como si fuera una huelga.

La misma respuesta ofreció a este periódico la Delegación del Gobierno, al indicar que la comunicación enviada por las asociaciones y sindicato convocantes fue de una concentración. Esto obligó a la Generalitat a pactar sobre la marcha un símil de servicios mínimos.

Fernando del Molino, secretario general de la Federación Sindical del Taxi, comentó que el primer día ya se habían atendido casos como usuarios minusválidos, personas mayores que iban con muchas maletas o viajeros que argumentaban tener una urgencia, como fue el caso de un médico.

Pero eso fue por iniciativa de los convocantes de la protesta y no por un acuerdo previo con la Generalitat. El bloqueo abarca toda la parada de la terminal, tanto en la parte de llegada como en la puerta superior, donde se sitúa la cola de los vehículos estacionados. Alrededor de un centenar largo de coches aparcaron en todos los carriles para impedir que se cargaran clientes. Y eso sucederá hasta el viernes, última jornada de una convocatoria que va desde las siete de la mañana hasta la una de la madrugada.

Del Molino indicó que, a la vista de la falta de respuesta de la Conselleria de Infraestructuras, la corriente general de los participantes en la protesta es la de continuar más adelante, sobre todo en fechas de especial relevancia para la ciudad por eventos o ferias.

En todo caso, estimó que la premisa para que esto cambie debe ser la retirada de la tarifa plana de los taxímetros y el aumento del servicio mínimo, actualmente fijado en 12 euros desde el aeropuerto. Infraestructuras ha alegado sobre esto que la orden de tarifas se pactó con las cuatro asociaciones más representativas del sector, donde incluyó también a algunas de las que ahora han convocado los paros.

La asociación de taxistas de la parada del aeropuerto, primera que tomó la iniciativa de la protesta, estima que cada día resultan afectados un mínimo de 600 viajeros. La mayoría utilizan la estación de metro cercana, que llega hasta la terminal, aunque el problema es cuando los usuarios desconocen los transbordos hasta llegar a sus destinos

Noticia publicada por Las Provincias.es