Descargar PDF

Proponen cobrar entre 20 y 23 euros para el trayecto a Valencia

Piden que la tarifa aumente por la noche, los sábados y los festivos

En Madrid comenzará a aplicarse en 2014 pero en Valencia todavía no ha pasado de propuesta. La Mesa de Precios de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte tiene el plan de los taxistas encima de la mesa pero todavía no ha tomado una decisión sobre la aplicación de una tarifa cerrada para los taxis que hagan el recorrido entre el aeropuerto y Valencia.

Con ello se conseguiría evitar la picaresca y que tanto los clientes como los conductores estuvieran más tranquilos con respecto al precio a cobrar, explicaron ayer fuentes de la Federación Sindical del Taxi.

La tarifa propuesta por el colectivo sería de un fijo de 20 euros para los traslados al centro de la ciudad y de 25 en la zona exterior (playa y marítimo) siempre que fuera en horario diurno y en un día laborable. A cualquier otro punto el mínimo sería de 17 euros con salida siempre desde el aeropuerto.

Estas serían las condiciones generales aunque los taxistas quieren aplicar una serie de excepciones para aceptar su puesta en marcha si lo autorizara la Generalitat. De no incluirse no aceptarían esta fórmula que entienden que daría más seguridad a los clientes.

«Siempre hay rumores de que hay taxistas que dan más vueltas para llegar a destino con el objetivo de cobrar más. Con la tarifa plana se terminarían estas suspicacias y a nosotros nos garantizaría un importe mínimo», explicaron las fuentes consultadas.

Excepciones

La primera de estas excepciones sería que por la noche, los sábados y los festivos la tarifa se incrementase en dos euros para los dos sectores establecidos. Es decir, que los precios ascenderían a 22 y 27 euros.

Además, el sector reclama que las tarifas fijas no se deberían aplicar desde el 9 de marzo hasta el 19 por las fiestas falleras. Y es que los atascos que se producen en toda la ciudad por los cortes de las calles tanto por las fallas como por las carpas harían que el trayecto no resultase rentable para los conductores.

De no aceptarse estas medidas, tanto la Federación Sindical del Taxi como Uso Cv ejercerían «las medidas necesarias» para que se retirara la tarifa fija desde el aeropuerto.

El debate se abre cuando el sector está inmerso en una polémica sobre las medidas a aplicar para atajar la pérdida de ingresos como consecuencia de la crisis. De hecho, la Generalitat realizó una votación para aplicar el reloj y que los conductores no pudieran sobrepasar un número máximo de horas al volante. Con ello se perseguía reducir el número de taxis en la calle y repartir más los clientes.

No todos los sectores del taxi, sin embargo, abogaban por implantar esta medida. De hecho, desde la Empresarial se llegó a denunciar su aplicación provocando una nueva tramitación legal en la Conselleria. Ahora, con los nuevos rigores de la crisis, hasta los defensores del reloj reclaman más medidas de regulación: «Sólo con el reloj no es suficiente. Hay que buscar más medidas.

Visita el artículo original.