Noticias de Sevilla y su Provincia 
Sevilla Sevilla Un cliente propina una brutal paliza a un taxista en la Buhaira

El conductor sufre una fractura y varios hematomas. La Policía detuvo al agresor tras la intervención de otros dos taxistas.

FERNANDO PÉREZ ÁVILA |

Manuel Vela, el taxista agredido.

Un taxista sufrió el pasado fin de semana una brutal agresión por parte de un cliente, que le ha causado lesiones importantes en la cara. El presunto agresor fue detenido por la Policía gracias a la intervención de dos taxistas que vieron cómo agredía a su compañero. Éste tuvo que ser trasladado al hospital, donde fue atendido de sus lesiones. Sufre una fractura en la nariz y diversos hematomas, los más importantes en los ojos, que tiene hinchados y completamente morados. 

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la mañana del domingo, cuando el taxista recogió a tres jóvenes en la Barqueta. “Monté a tres personas, dos iban para Pino Montano y el tercero para Viapol. Cuando dejé a los dos primeros, el tercero ya empezó a decirme que por dónde iba a tirar, que había tenido muy malas experiencias con los taxistas, que siempre le habían engañado…”, relata el conductor agredido, Manuel Vela, de 56 años, 32 de ellos en la profesión. 

“Luego siguió preguntándome cuánto iba a costar la carrera. Yo le respondí que entre 8 y 10 euros aproximadamente y él me dijo que entonces lo dejara donde él me dijera”, continúa el taxista. “Yo tiré por Alcalde Manuel del Valle para salir a Kansas City y la Buhaira, el recorrido que consideré que sería más corto y rápido. Cuando llegamos a la esquina de la avenida de la Buhaira con Eduardo Dato me dio diez euros, y el taxímetro sólo marcaba 8,70. Me dijo que ya me había pagado pero que el taxímetro estaba manipulado, que marcaba más de la cuenta, y comenzó a insultarme”. 

El taxista le explicó que el taxímetro está precintado y que él sólo toca los botones de fuera, pero el cliente siguió insultándolo, por lo que el conductor le pidió que se bajara del coche. En ese momento le soltó un puñetazo que le rompió la nariz. El cliente se bajó y cerró dando un fuerte portazo que rompió el cristal de la puerta. El taxista se bajó, sangrando ya por la nariz, y el cliente le propinó varios puñetazos más, llegando a tirarle al suelo, donde continuó golpeándolo, según la versión del taxista. 

Dos compañeros suyos vieron la agresión e intervinieron, reduciendo al presunto agresor y esperando que llegara la Policía, que se lo llevó detenido. El taxista fue trasladado hasta el Hospital Virgen del Rocío, donde fue atendido y curado de sus lesiones. Al salir del hospital, se dirigió a la comisaría para presentar la denuncia y prestar declaración ante la Policía.

Publicado por diario Sevilla.