Uber desembarca en Valencia y reactiva las protestas de los taxistas

  • La compañía activa su aplicación para el móvil pese a los últimos incidentes registrados

  • En Barcelona aparecieron quemados dos coches de sus conductores asociados

  • La Federación del Taxi pide medidas a la Generalitat y no descarta movilizaciones

La aplicación Uber para móvil en manos de un usuario en<span id= Berlín.” src=”http://estaticos.elmundo.es/assets/multimedia/imagenes/2014/10/29/14145842840714.jpg” width=”657″ />La aplicación Uber para móvil en manos de un usuario en Berlín. AFP

La aplicación Uber, la plataforma que pone en contacto a conductores con pasajeros para desplazamientos por la ciudad, desembarcará definitivamente en Valencia después de su polémico paso por MadridBarcelona, donde recientemente aparecieron quemados dos coches vinculados a sus conductores. La empresa ha confirmado que se ha implantado en Valencia “para ofrecer una nueva forma de desplazarse por la ciudad de una manera cómoda, segura y económica para todo tipo de trayectos como, por ejemplo, hacia puntos destacados de la ciudad como la plaza del Ayuntamiento o la playa de la Malva-rosa”.

La llegada de Uber se produce, sin embargo, en un momento especialmente agitado para el sector del taxi en la capital valenciana, envuelto en numerosas protestas por la precaria situación en la que ha quedado con la crisis. El presidente de la Federación Sindical del Taxi, Fernando del Molino, explicó que está negociando con la Generalitat medidas para frenar “este transporte fraudulento que no cumple con la normativa”. Pese a que aseguró que esperará a conocer el plan del Ministerio de Fomento para paralizar la actividad de Uber, no descartó nuevas movilizaciones del sector si estas no son suficientes. “No han sido capaces de impedir el intrusismo que se da actualmente y ahora parece difícil que encuentren una solución para una plataforma organizada. Nos dicen que confían en la inspección de Policía Local y Guardia Civil pero no hay suficientes medios”, desveló Del Molino.

El anuncio ya ha provocado una fuerte reacción en el taxi, desde donde ayer llamaban a intensificar las protestas. “Llegan mensajes muy duros de compañeros y estoy pidiendo calma. Tenemos que esperar a ver si prosperan las negociaciones que se han iniciado”, confirmó el representante de la Federación Sindical del Taxi.

Mientras, en Madrid y Barcelona las administraciones siguen enfrascadas en una regulación del sector tras las fuertes protestas del taxi. En ambas ciudades se han abierto múltiples expedientes a los conductores por realizar una actividad comercial sin autorización expresa aunque la aplicación no ha dejado de estar activa desde que se implantó en sus calles

 

publicado por el Mundo