Cada viaje en taxi les va a costar a los toledanos en 2014 diez céntimos más, independientemente de que sea para ir a la vuelta de la esquina o a Madrid. Porque la Junta de Gobierno local del 4 de diciembre autorizó la revisión de tarifas de autotaxis solicitada por su Asociación Local. En concreto, el incremento es del 1,47 por ciento, en la bajada de bandera (lo que equivale a los diez céntimos). Esta es la única tarifa que se incrementa con respecto al presente año. Además, el Ayuntamiento también establece una tarifa plana para los viajes entre la estación de ferrocarriles y Zocodover, que tendrá el precio de 4,5 euros.
El presidente de la Asociación, Miguel Ángel Ortega, confirma que fue esta la que solicitó el incremento. Desde hace tiempo, los taxistas denuncian que la mala situación económica ha provocado un descenso de clientes, y al tiempo siguen aumentando los gastos, como el combustible. En consecuencia, muchos viajes apenas salen rentables.
A pesar de todo eso, destaca Ortega, la subida va a ser únicamente de diez céntimos para todos los viajes, y no se toca el precio del kilometraje.  Esto, advierte, no es lo que había solicitado la Asociación al Ayuntamiento, ni tampoco suficiente para la recuperación del sector, pero los taxistas son conscientes de que tampoco se puede apretar mucho más a los clientes, porque tampoco ellos tienen una economía boyante.

Línea del AVE. La creación de la tarifa plana entre la estación de ferrocarriles y la plaza de Zocodover es otra reivindicación del sector del taxi. Explica Ortega que en ocasiones hay clientes que no conciben que les salga más barato subir a cuatro personas en taxi al centro histórico que en autobús, y a la postre optan por este último. Reconoce el presidente de los taxistas que muchos turistas llegan a la ciudad tras sufrir malas experiencias con el servicio en países como Italia o Francia, donde la carrera puede estar en dieciséis o diecisiete euros, «y no se creen que aquí cueste cuatro euros y medio que las cuatro personas suban al centro».
Con la tarifa oficial fija, los turistas ya sabrán a qué atenerse. También ayudará a esta medida la decisión del Ayuntamiento de situar en la estación de trenes un itinerario hacia el Casco, e información clara de lo que cuesta acceder hasta allí en autobús normal, bus turístico y taxi. Todo ello será gracias al dinero remanente de tesorería, que se va a emplear en quince actuaciones en toda la ciudad.

 

FUENTE: latribunadetoledo

Visita el artículo original.