Taxistas impulsan un colegio profesional contra el exceso en los horarios y el intrusismo

La entidad, pionera en España, está pendiente de que sea aprobada en Les Corts y aspira a unir las reivindicaciones del sector en Valencia

P. MORENO

valencia. La aventura comenzó hace más de un año para un grupo de taxistas que aspira a formar en Valencia el primer colegio profesional del sector en España. Tendrá ámbito para la Comunitat y está a falta de que sea aprobado por una comisión y el pleno de Les Corts.

Así lo explicó ayer uno de los impulsores, Juan Gómez, quien precisó que la entidad nace con la voluntad de luchar contra el intrusismo en la profesión y los excesos laborales. La Conselleria de Transportes aprobó hace meses un tope horario de 16 horas diarias para cada vehículos, aunque el problema es que «se controla el vehículo pero no al conductor», dijo.

De esta manera, buena parte de los conductores asalariados acaban haciendo 16 horas al volante de tirón. «Hay exigencias hasta de una recaudación mínima a la semana», dijo. Por ese motivo, el cumplimiento de la legislación laboral se fija como una de las prioridades.

El colegio profesional tiene como embrión un grupo de taxistas afiliados a asociaciones de autónomos, aunque Gómez precisó que también hay personas que no pertenecen a ningún sindicato o entidad. Sobre la piratería, indicó que es un fenómeno creciente y derivado también de la «falta de capacidad» de la Generalitat para controlar el sector.

Citó como ejemplo los particulares que ofrecen servicios de taxis sin ninguna garantía, así como las furgonetas que se dedican a hacer viajes que hasta hace poco eran reservados a taxistas. Junto a la crisis económica, achacó a estas circunstancias que «la recaudación apenas sea de una media de diez euros la hora».

De esta cifra hay que descontar los gastos de mantenimiento del vehículo, el combustible y otros costes. Acerca del exceso de horario, dijo que una fórmula habitual es que el turno de dos coches sea repartido entre tres conductores, por lo que cada conductor acaba haciendo una jornada de doce horas.

Gómez indicó también que otro de los propósitos principales del colegio profesional es unificar las reivindicaciones del sector. «En los últimos años nos han dicho muchas veces desde la Conselleria que si no nos poníamos de acuerdo, entonces no pueden hacer nada».

El sector del taxi incluye en Valencia y su área metropolitana 2.800 licencias. En los últimos años se ha caracterizado por la falta de unión entre las asociaciones de autónomos y la de empresarios, debido al tope horario del servicio. Los primeros reclaman una limitación, mientras que los segundos optan por una libertad total. La última resolución de la Generalitat está recurrida en los tribunales por la asociación de empresarios.

Además, la guinda a todos estos problemas es la piratería (coches particulares sin licencia) que prolifera en lugares como el aeropuerto, la estación Joaquín Sorolla y en entorno de la terminal de cruceros.

Publicado por las Provincias.es