Descargar PDF

Una marca británica de fideos ha lanzado una peculiar campaña promocional que se vende como la mejor estrategia contra la resaca en el trabajo después de una noche de fiesta navideña. La idea de los responsables creativos de Kabuto Noodles consiste en un servicio a medida para las personas con resaca que tengan que ir a la oficina. En este se incluye un taxi desde casa al trabajo, una sopa caliente de fideos, un zumo de naranja natural, un paracetamol y hasta gafas de sol.

La campaña estaba prevista sólo para Londres, pero el gran número de reservas realizadas ha provocado que se baraje la opción de extenderla también a otras ciudades británicas. Y es que lo malo de muchas cenas de empresa es que al día siguiente hay que volver temprano a la oficina y nada mejor que un servicio en el que se cuida todo hasta el mínimo detalle, como la música relajante y la prohibición al conductor de entablar conversación.

La sopa caliente de fideos es la estrella del kit antirresaca. (Kabuto)La sopa caliente de fideos es la estrella del kit antirresaca. (Kabuto)

Un portavoz de la marca de fideos que ofrece este llamativo servicio explicó en la prensa británica que la idea surgió de la empatía de los clientes con la marca, que comentaban en su página web lo bien que le sentaba su sopa de fideos para curar la resaca. “Quisimos ir un poco más lejos y ofrecer un servicio completo antirresaca. Como nos encontramos en Navidad y la gente sale más de fiesta y cada vez tiene un ritmo de vida más acelerado, nunca viene mal algo de ayuda”, bromea el empresario.

El paquete también incluye un zumo de naranja y paracetamol. (Kabuto)El paquete también incluye un zumo de naranja y paracetamol. (Kabuto)

El éxito que está teniendo la campaña ha hecho que el servicio, pensado exclusivamente para Navidad, se extienda durante el resto del año. “Lo que haremos será cobrar solamente la tarifa de taxi y regalar el kit antirresaca”, aseguró el portavoz de Kabuto Noodles. Lo que no ha confirmado es que, si los taxis empleados para este servicio, adornados con el logotipo de la marca, intentarán ser menos vistosos para que, además de esconder la resaca en la oficina, los jefes no se enteren del truco. Una petición que también han lanzado los fans de estos fideos en su página web.

Visita el artículo original.