La saturación del tráfico en las grandes ciudades es una realidad, y los expertos en urbanismo y medio ambiente se devanan los sesos para encontrar soluciones.

Ahora, una empresa que desarrolla un invento de la NASApropone un remedio radical a los atascos, mediante el empleo de vehículos sin conductor, que se trasladen por encima de las calles de la ciudad mediante vías suspendidas.

Su nombre es SkyTran, y pretende acabar con las esperas en los andenes de metro y trenes, y cambiarlas por una red de carriles suspendidos, con múltiples rampas de carga y descarga que actuarán como estaciones.

En estas rampas los usuarios podrán subir a los vehículos que han reservado previamente, en una especie de servicio de taxi aéreo.

Para reservar, SkyTran estará disponible a través de cualquier smartphone, con el que llamar a reservar. Después, solo queda esperar a que llegue el taxi de levitación magnéticacontrolado por ordenador. Montar y viajar al destino elegido.

Ante las dudas de la eficiencia del sistema, desde SkyTran dicen que su tecnología utiliza sólo una tercera parte de la electricidad que precisa uno de los coches híbridos que tan de moda están hoy en día. Una de las razones es el bajo peso de las cápsulas de transporte, de poco más de 135 kilos