Enlace al artículo original.

Dos conductores se someterán a juicio rápido por cometer sendos delitos contra la seguridad vial al conducir con elevados niveles de alcohol en sangre. Son las incidencias más destacadas del parte policial de la última semana, que el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Pepe Pascual, calificó de tranquila.

Al primero le sorprendieron los agentes de la Policía Local conduciendo de forma zigzagueante y muy despacio cerca de la calle Puerto del Escudo, siguiéndole por Antonio Concha hasta que le pudieron interceptar en Genaro Cajal. Allí le realizaron la prueba de alcoholemia, dando como resultado 1 milímetro de alcohol por litro de sangre y 0,99 en la segunda.

El segundo se descubrió solo tras colisionar su coche con un vehículo que estaba parado en la glorieta que comunica la avenida de las Angustias con la Ronda Sur. Al acercarse los agentes a conocer lo ocurrido comprobaron que el conductor presentaba síntomas de haber consumido alcohol. En la prueba de alcoholemia dio 0,85 y 0,79. El accidente provocó contusiones a la persona que viajaba en el turismo que recibió el golpe.