Pros y contras de la desregularización del taxi y los alojamientos

POR MIGUEL TOMÁS

COMPETENCIA SE ESTÁ PLANTEANDO DESREGULARIZAR ESTOS SECTORES

Tanto taxistas como hoteleros están en pie de guerra contra plataformas de consumo colaborativocomo Uber o Airbnb que han revolucionado sus respectivos sectores con un modelo de negocio que rompe con el tradicional.

La polémica lleva tiempo instalada en la sociedad y servida sobre la mesa de los legisladores, que ahora empiezan a valorar la posibilidad de desregularizar estos sectores (taxi y alojamientos turísticos) por quizá haber dejado de tener sentido.

“La intervención pública mediante la regulación de las actividades económicas tiene su justificación en la eficiencia económica y tiene sentido en los casos de incapacidad de un mercado de alcanzar un resultado que asigne los recursos de forma eficiente”, reza un documento emitido por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) en el que además de analizar las posibles justificaciones y posibles inconvenientes de la regulación actual, se invita a la población a participar en una consulta pública para conocer su opinión al respecto.

“Debido a la repercusión social que están teniendo estas novedosas formas de contratación y de intercambio a través de Internet, la Comisión desea obtener la opinión de todos aquellos agentes interesados en proporcionar su punto de vista y, de esta manera, participar en la elaboración del Estudio”, se puede leer en la web de la CNMC, donde hasta el 27 de noviembre los ciudadanos podrán contestar a una serie de preguntas la justificación teórica de la normativa vigente, su necesidad y los problemas que genera.

En este sentido, desde la CNMC aseguran que las autoridades de competencia persiguen los comportamientos anticompetitivos y promueven la eliminación de las barreras de entrada.

“Para que una regulación se pueda considerar como adecuada, no sólo debe ser necesaria, sino que debe ser proporcional en el sentido de ser el instrumento más adecuado para la consecución del objetivo que se persigue al no existir otras medidas menos restrictivas y distorsionadoras de la competencia que permitan obtener el mismo resultado”, explica el documento.

Taxi

En el caso del sector del Taxi, la regulación establece como requisito de acceso a la actividad el contar con una licencia municipal, estando el número de licencias limitado. Esta barrera lo que se persigue es limitar la oferta en el mercado.

Según la CNMC la necesidad de limitar el número de licencias de taxi se debería a motivos medioambientales y de congestión de tráfico en las ciudades, sin embargo, “la limitación de la oferta podría originar una serie de efectos negativos tales como el aumento del tiempo de espera por parte de los usuarios en ciertas circunstancias de alta demanda, la imposibilidad de entrada de operadores más eficientes y que ofrezcan servicios de más calidad a los usuarios, la falta de incentivos a ofrecer una mejora en su servicio (estado y acondicionamiento del vehículo, limpieza, trato al cliente, etc.), entre otros”.

Asimismo, la CNMC recuerda que las licencias no tienen caducidadpor lo tanto, una vez el taxista se jubila, puede revender esta licencia en el mercado secundario, donde “puede adquirir un importante valor”.

“La venta o alquiler de licencias reportaría unas rentas extraordinarias importantes a sus propietarios originales, que no redundan en beneficio alguno para las entidades públicas de quienes dependen la concesión de éstas”.

Otros requisitos para ejercer esta actividad, además de la posesión de la citada licencia, son obtener el permiso de conducir BTP – esté carné permite conducir vehículos de policía, bomberos, taxis, ambulancias o de transporte escolar de hasta 3500 kg y 9 plazas -, pasar un examen de aptitud, tener que pasar la ITV con mayor frecuencia, contar con un seguro especial de cobertura para ocupantes, además de los requisitos típicos de los vehículos.

Para la CNMC el establecimiento de requisitos de seguridad y calidad desproporcionados para el objetivo que se persigue podría tener como consecuencia una elevación del coste del servicio. Asimismo, Competencia recuerda que esta actividad está sujeta a tarifas reguladas por las diferentes Comunidades Autónomas, lo que provoca una falta de competencia en el precio.

Alojamientos turísticos

En cuanto a los alojamientos turísticos, la normativa que regula este sector es de ámbito autonómico y municipal. Para poder ejercer esta actividad, los establecimientos necesitarán de una licencia municipal de apertura y funcionamiento, además de cumplir con ciertas medidas de seguridad como medidas de prevención de incendios vigentes, sistema de evacuación de las personas en caso de emergencia, así como disponer tanto en las zonas comunes como en las habitaciones de planos de evacuación para garantizar la seguridad de los ocupantes. Otro aspecto importante es el de la licencia ambiental, que tiene en cuenta, entre otros aspectos, la contaminación acústica.

En este sentido, la CNMC cree que el establecimiento de unos requisitos de seguridad y calidad desproporcionados podría tener como consecuencia una elevación del coste del servicio de alojamiento, además de ser una barrera de entrada para nueva competencia

Publicado por Infotaxi.