Varios controles de inspección se han ido sucediendo en Valencia desde la protesta del pasado 25 de febrero. El sector ha aplaudido este cambio, si bien creen que hay que “incidir y diseñar un plan específico en el intrusismo”, detalla Fernando del Molino, presidente de la Federación Sindical del Taxi. 

El propio presidente de la Federación Sindical ha confirmado estos nuevos y excepcionales controles, a la vez que añade que los puntosprincipales de estos son en zonas especialmente visibles como en la plaza de la Porta de la Mar, donde la Policía Local de Valencia dio el alto a decenas de taxis para revisar tanto la documentación de los vehículos como de los conductores.

 

Del Molino prosigue explicando que es complicado detectar ilegales con esta línea de actuación “porque el taxi se identifica visiblemente pero los coches que prestan servicio irregularmente, no. Es muy difícil detectarlos y, por lo tanto, ponerles multas”. 

 

Por último, el responsable de esta agrupación declaraba a El Mundo que ya se ha concertado una reunión con los responsables de la Policía Autonómica para avanzar en el plan de inspecciones aunque no quiso avanzar muchos más detalles

Publicado por la Gaceta del taxi