El Instituto Municipal del Taxi (IMT)  de Málaga tiene previsto aprobar en su Consejo del próximo miércoles la nueva ordenanza municipal del taxi. Texto con el que se actualiza y adapta la normativa existente al Reglamento andaluz ya en vigor.

 

Desde el Ayuntamiento se expica que la ordenanza se estructura en siete títulos, el primero de ellos con las normas generales donde se destacan los principios en los que se fundamente la intervención municipal en el servicio de taxi y la concreción de las competencias municipales de ordenación y gestión.

 

El segundo está dedicado a las licencias, regulando la transmisión y poniendo el acento en la explotación directa por sus titulares. Se regula, a su vez, el visado de las licencias, los supuestos de extinción y de suspensión y el contenido del Registro Municipal de licencias, entre otras cuestiones.

 

El título tercero se destina a los vehículos afectos al servicio, donde destaca la regulación del número de plazas, así como de sus elementos técnicos como taxímetros, módulos, impresora, lectores de pago por medios electrónicos y las características que deben reunir. Se contempla, además, el establecimiento de medidas para promover la incorporación de combustibles y motores menos contaminantes.

 

Por su parte, en el título cuarto se regulan los requisitos del personal encargado de prestar el servicio y se concretan los supuestos en los que se permite la contratación de conductores. En el quinto, destaca la regulación de los derechos y deberes de quienes prestan el servicio y sus usuarios, así como la extensión del taxi adaptado a personas con discapacidad. En los últimos titulos se regulan el régimen tarifario, las inspecciones y sanciones, que se reducirán un 30% por pronto pago

Publicado por la Gaceta del taxi.