Madrid propone la contratación con distancia mínima de los VTC para acabar con el conflicto

Los taxistas bloquean parte del centro de Madrid con una marcha lenta

Melchor Sáiz-Pardo

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadridViernes, 25 enero 2019, 13:34

El conflicto del taxi en Madrid podría llegar a su fin. La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han llegado a un preacuerdo para legislar sobre los VTC que no parece del todo mal a los taxistas. La solución es novedosa: una contratación de servicios como Uber y Cabify con un mínimo espacial. Es decir, que el cliente no podrá contratar un vehículo con con conductor que se encuentre demasiado cerca, lo que debería dar margen a los taxistas para hacerse con ese servicio.

Según han explicado el presidente madrieño, Ángel Garrrido, y la alcaldesa Manuela Carmona, los detalles del acuerdo no están cerrados ni tampoco esa «distancia mínima», aunque hay voluntad de ambas administraciones de sacar adelante la normativa de forma exprés y en lectura única.

Las asociaciones del Taxi esperan conocer la letra pequeña de este preacuerdo para decidir si desconvocan el paro que este viernes vive su quinto día. La jornada, en la que los huelguista han amenazado con reforzar sus acciones, ha comenzado con el bloqueo de los accesos al cementerio de La Almudena por parte de un millar de vehículos. Desde el camposanto, los taxistas han comenzado una marcha lenta por la ciudad que ya provoca importantes problemas de movilidad en el centro de la capital, en zonas como Génova, Ventas, Alcalá o Génova.

Los manifestantes, que han hecho paradas en algunos puntos claves, como la sede nacional del PP, pretenden encadenarse en algún edificio oficial del Gobierno autonómico, al que culpan de no poner coto a los VTC con una normativa que les imponga un tiempo mínimo de precontratación.

La Delegación del Gobierno, a través de las imágenes aéreas que proporciona un helicóptero de la Policía Nacional, sigue muy de cerca la evolución de esta columna, ya que algunos de los participantes han manifestado su intención de circular hacia los accesos del aeropuerto de Barajas.

Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid@cgm_madrid · 3h

Marcha de taxis con recorrido: avenida Daroca, puente de Ventas, calles Alcalá, Goya y Génova. Se generan retenciones a su paso.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid@cgm_madrid

Continúa la marcha de taxis, se amplía el recorrido por: calle Santa Engracia, Cuatro Caminos, Raimundo Fernández Villaverde y pso. de la Castellana sentido #M30. Se generan retenciones a su paso.@MadridCalle30 pic.twitter.com/lXLP5hbo4q611:11 – 25 ene. 2019Información y privacidad de Twitter Ads

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

17 personas están hablando de esto

Esta primera acción, que coincide con el inicio de una huelga de hambrepor parte de una decena de taxistas, ha tenido lugar de forma simultánea a la ocupación, de nuevo, de la estación de metro de la feria de Madrid, Ifema, punto de llegada de los miles de visitantes de Fitur, que, un día más, están obligados a usar el suburbano, ya que los huelguistas bloquean por completo los accesos por superficie a la zona.

La M-40, sin problemas

El ‘campamento base’, como lo denominan los taxistas, sigue instalado en las inmediaciones de Ifema, muy cerca de la M-40. Esta vía circunvalación, cortada en días anteriores en seis ocasiones, por el momento permanece abierta y bajo una fuerte presencia policial. Ya el jueves los antidisturbios se emplearon a fondo para evitar que los taxistas volvieran a cortar esta vía. Los encontronazos entre policías y manifestantes se saldaron en la jornada de ayer con 14 heridos. Por ahora, en Ifema los congregados solo se han limitado a quemar neumáticos para impedir la llegada de vehículos a feria de turismo.

Publicado por Las Provincias.