Descargar PDF

La mitad de los taxis circulan aún con el antiguo

El reglamento andaluz obliga al cambio


Luminosos de taxis adaptados al reglamento andaluz ayer en la parada de la estación María Zambrano. En pequeño, el antiguo módulo.

El reglamento andaluz sobre el taxi del pasado 2012, que regula, entre otros aspectos, las tarifas interurbanas obligaba a la adaptación de los vehículos. En la capital, los taxímetros soportaban los cambios por lo que los taxistas han podido mantener sus antiguos aparatos; sin embargo, el luminoso exterior sí que ha de ser sustituido por uno nuevo que refleje la tarifa que se está aplicando en cada momento. Al menos la mitad de los vehículos, indican desde el propio colectivo, ya han cambiado el modulo exterior -con limitación para tres tarifas-, por uno digital que soporta todas las tarifas vigentes en la actualidad -seis en total-. Para la otra mitad que aún no lo han incorporado, el colectivo ha solicitado al Ayuntamiento que se amplíe el plazo durante otro año más.

Los luminosos digitales exteriores tienen un coste aproximado de unos 350 euros para cada taxista, por lo que las asociaciones del colectivo solicitaron el pasado mes de noviembre una subvención de 150 euros por aparato, que el Ayuntamiento de capital les denegó. El margen que contemplaba el Consistorio para la adaptación completa a las tarifas interurbanas era de todo el año 2013, por lo que ahora los taxistas están a la espera de que se conceda una nueva ampliación de plazo. “La tarifa interurbana está habilitada desde 2013 y los taxímetros la reflejan, pero falta que todos los coches reflejen esa tarifa de cara al exterior”, comenta el presidente de Aumat (Asociación Malagueña Unificada de Autónomos del Taxi), que asegura que tras la “crisis de cinco años que viene sufriendo el sector” el colectivo espera comprensión por parte del Ayuntamiento, que a ellos les supondrá “balón de óxigeno”.

El luminoso antiguo indica luz verde cuando el taxi está libre, el número 1 circulando con pasajeros en horario de mañana en la capital, el 2 en las mismas circunstancias pero de noche y el 3 para las tarifas interurbanas. Con los indicadores digitales, los primeros supuestos se mantienen con los mismos números y en el caso de los carreras fuera de la capital se contempla también el horario nocturno, por lo que desde el número 3 hasta el 6 se contemplan las variantes de los recorridos interurbanos -tarifas de día y de noche para recorrido sólo de ida y tarifas de día y de noche de ida y vuelta-.

Por su parte, el concejal de Movilidad, Raúl López, explicó que el cambio de luminoso ya sufre un año de demora, pero también se comprometió a valorar la posibilidad de volver a prorrogar los plazos para facilitar a los taxistas su incorporación paulatina.

Visita el artículo original.