Marsilla
Organizaciones y usuarios detectan servicios en los que no se respetan los precios y el Consell admite que no puede controlarlos

DANIEL GUINDO | VALENCIA

febrero

“Desde que me enteré que existía una tarifa plana para venir desde el aeropuerto a Valencia en taxi, he utilizado el servicio en ocho ocasiones y sólo en dos no han intentado cobrarme de más. Una vez, incluso, el taxista me dejó tirado en la avenida del Cid cuando le dije que iba a llamar a la Policía si no me cobraba los 20 euros que tocaba”. Fernando Montilla, vecino de la zona de la avenida de Francia, es uno de los afectados por los incumplimientos que algunos taxistas realizan de la tarifa plana aprobada por el Consell en enero de 2014 para, precisamente, tratar de atajar los abusos que algunos conductores venían ejerciendo, principalmente, sobre los turistas que llegaban al aeródromo valenciano.

Un año después de la puesta en marcha de la medida parece que no ha logrado su objetivo, y la Federación Sindical del Taxi de Valencia y Provincia anunciaba ayer que la organización ha presentado un recurso para que se modifiquen o retiren estas tarifas. “Queremos que se haga un estudio que establezca una tarifa fija más equilibrada porque las actuales no son equitativas. Según el destino o el tráfico, o el cliente o el taxista salen perjudicados, además se prestan a mucha picaresca”, concretaba ayer el presidente de la organización, Fernando del Molino. “Si no están dispuestos a modificarla, iremos a un contencioso”, advertía este portavoz.

Tanto desde el propio sector como a través de las organizaciones de consumidores se ha detectado la existencia de taxistas que no aplican correctamente estas tarifas. Santiago Fraile, de la Asociación Gremial del Taxi, recordaba que los casos detectados “se han denunciado ante la inspección de transportes”; mientras que el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), Fernando Móner, apuntaba que “verbalmente, nos han llegado casos de turistas en los que se está dando esta situación”.

La Conselleria de Infraestructuras y Transportes, por su parte, señalaba que la Junta Arbitral de Consumo ya ha tenido que intervenir en dos denuncias de clientes por este motivo, y admitía la dificultad para controlar a los taxistas que incumplen la aplicación de las tarifas. Al respecto, recordaban que las inspecciones que se realizan conjuntamente con la Policía Local y la Guardia Civil de Tráfico “se hacen sin pasajeros para no provocar molestias, por lo que es muy difícil pillarles si no aplican la tarifa plana correctamente”, admitieron. A principios de año, la Generalitat volvía a recordar a los taxistas la obligatoriedad de aplicar estas tarifas planas de 20 y 23 euros, en función de si el destino de la carrera es anterior o posterior a la avenida de Serrería.

Tanto los consumidores como parte del sector del taxi reclaman una intensa campaña informativa para que los usuarios conozcan sus derechos, así como carteles en la parada de taxis de aeropuerto y trípticos informativos en varios idiomas.

Desde la Unión de Consumidores de la Comunitat (UCCV) instan a los clientes afectados a guardar los tiquets con toda la información y reclamar la devolución de los importes cobrados de más

Publicado por las Provincias.es