Manuel Arnaldo, Gerardo de la Iglesia, Marco Rodríguez, Gabino Pérez y Lucía Alonso,
. / MARIO ROJAS

Le pedirán al juez, además, que aplique una medida cautelar y obligue al Gobierno asturiano a suspender la fórmula del transporte actual hasta que haya una sentencia firme

A. S. | OVIEDO

La Asociación de Empresarios de Auto-Taxi del Principado de Asturias y la Federación asturiana sindical (representan a 313 taxis y a 580 trabajadores) dan un paso más en su conflicto con el Principado por los autobuses interurbanos en el HUCA. El lunes, a través del despacho de abogados de Gerardo de la Iglesias, interpondrán un recurso contencioso-administrativo para que la Consejería de Fomento dé marcha atrás y saque los autobuses del complejo hospitalario, algo que por el momento ha rechazado argumentando, entre otras cosas, que su decisión se basa en el interés público. Le pedirán al juez, además, que aplique una medida cautelar y obligue al Principado a suspender la fórmula del transporte actual hasta que haya una sentencia firme.

Los taxistas consideran que el Gobierno regional incumple la normativa vigente, extralimitando sus competencias e invadiendo las que corresponden al Ayuntamiento. La Administración local, por su parte, ha presentado otro pleito en términos similares a los del colectivo empresarial, algo que podría acabar acumulando ambos procesos.

La actitud del Ejecutivo regional, consideran los taxistas, perjudica al transporte urbano (también a TUA). Cerca de «300 expediciones» de buses interurbanos llegan al HUCA a pesar de las quejas de usuarios, denunció el colectivo, porque no quieren parar en el hospital en sus trayectos a la capital

Publicado por el economista.