La Federación Profesional del Taxi de Madrid denunciará el reglamento de la Comunidad para resolver la crisis del taxi y las VTC

Anna PujolConcentración de taxistas. EFE/JuanJo Martín

Barcelona, 13 de marzo de 2019 (20:05 CET)

La Federación Profesional del Taxi de Madrid (FTP) denunciará el reglamento que la Comunidad de Madrid está preparando para resolver la crisis del taxi y los VTC. Según la FTP, este nuevo reglamento “rompe la estructura de un sector compuesto por autónomos”.  Así lo explicó, después de que el Consejo de Gobierno de Madrid diera a conocer que el documento se encuentra en la fase final de su tramitación.

El texto que la comunidad pretende aprobar establece que los ayuntamientos podrán activar planes de amortización de licencias para adaptar la oferta y la demanda. Además, los municipios castigarán y anularán el permiso a aquellos que alquilen o cedan su licencia a la explotación de empresas. Los descuentos en las tarifas correrán a cargo de los propios taxistas.

Este reglamento, opinó el presidente de la federación, Julio Sanz, no beneficiará a los taxistas, sino que permitirá que las grandes empresas se queden con las licencias que los conductores irán perdiendo. El presidente de la FTP ha recordado que la Comisión Jurídica de Madrid (CAM) emitió un informe que indica que el texto no cumple con los preceptos legales de transparencia e información. Por lo tanto, según Sanz, “no procede su aprobación”.

Los taxistas insistieron en que la estrategia de la CAM es incoherente, ya que, “tras haber gastado decenas de miles de euros de los madrileños en recursos de casación al Tribunal Supremo para evitar la concesión de un mayor número de licencias de VTC, una vez obligados por los tribunales a entregarlas, no quieran regular su actividad en su territorio”.

Sobre los taxis compartidos y las tarifas precontratadas

Sobre las nuevas posibilidades de negocio que se desprenden de ese nuevo reglamento, el taxi compartido es una de las principales cuestiones pendientes para la FTP, que apuesta por la implementación de diferentes recorridos determinados, en los que se puedan fijar tarifas fijas, sin que le afecte el numero de usuarios que accedan.

Sanz está de acuerdo con la existencia de tarifas precontratadas que ofrezcan certidumbre al usuario, pero que garanticen que el cliente paga el precio indicado. “Estamos de acuerdo con la tarifa telemática pero la posibilidad de ofrecer descuentos en el precio acabaría convirtiendo al taxi en un servicio como el de Uber, con la diferencia de que en nuestro caso, el coste de estos descuentos lo soportarían los taxistas y no las grandes plataformas”, añadió.

Publicado por Economía digital.