ÁNGELES HUERTAS

La nueva Ordenanza prohibe las chanclas.Dice que “deberán” usar pantalón largo o falda adecuada para la conducción.La concesión de licencias se congela.

FacebookTwitterWhatsAppCorreoCompartir en redes sociales

Los taxistas deberán prestar el servicio debidamente aseados y correctamente vestidos y calzados. Esta es una de las novedades de la nueva Ordenanza Municipal del Servicio de Taxis de Granada que el Ayuntamiento ha elaborado junto con los taxistas y que entrará en vigor el próximo 1 de julio.

Desde esa fecha, los conductores no podrán usar ropa deportiva y “en el caso de los hombres deberán llevar prenda superior con mangas, cortas o largas y, como prenda inferior pantalón largo. En el caso de las mujeres, además, podrán llevar pantalón largo o falda adecuada para la conducción”, según establece el reglamento.

Las sandalias, chanclas o cualquier otro calzado que pueda comprometer la seguridad vial no estará permitido.

Otras de las novedades es que los conductores deberán tener el Graduado en ESO o equivalente para optar a realizar el examen que les otorga el permiso municipal para ejercer esta actividad. La prueba, además, podrá incluir un apartado de inglés básico.

Los taxistas, por otro lado, contarán desde julio con una identificación especial con fotografía que obligatoriamente colocarán en la parte inferior derecha de la luna delantera del vehículo y en la que aparecerán sus turnos de trabajo.

Granada cuenta en la actualidad con 565 taxis, “cien más de los que debería tener”, explica Telesfora Ruiz, concejal de Movilidad. Este es el motivo por el que las licencias se congelan. Unas 900 familias viven del taxi en la ciudad y las pérdidas, según Juan Túnez, responsable de la Gremial del Taxi, “han bajado un 50% desde 2007”.

La nueva Ordenanza prevé que la flota de taxis sea más confortable y por ello los vehículos tendrán una longitud mínima de 4,3 metros y un maletero de 330 litros de capacidad. Además todos deberán contar con impresora para emitir recibos.

En cuanto al número de coches adaptados, deberán estarlo al menos un 5% antes de 2017. Los taxistas, por su parte, se pueden negar a montar en sus coches a gente en estado de embriaguez o que consideren peligrosa

Publicado por 20 minutos