Los taxistas colapsan durante dos horas el aeropuerto en protesta contra la oferta ilegal

POR MIGUEL TOMÁS

El caos se instaló ayer por la tarde en el aeropuerto de Son Sant Joan de la mano de los taxistas. Durante alrededor de dos horas colapsaron las salidas y no dejaron salir a ningún autocar ni taxi en señal de protesta contra la oferta ilegal, conocida como ‘pirata’.

El conflicto comenzó cuando un grupo de profesionales detectó a un posible servicio irregular, lo que provocó el malestar del sector. Allí se personó un inespector de Transports del Govern, pero no fue suficiente para calmar los ánimos. A partir de ahí, el caos fue en aumento y llegaron a concentrarse en el aeropuerto más de 200 taxistas. Una situación que pilló desprevenidos a los servicios de seguridad, ya que solo estaban los agentes de guardia en el aeropuerto. Por ello, se desplazaron hasta Son Sant Joan 20 agentes de la Policía Local de Palma y otros 20 de la Policía Nacional, que ayudaron a desbloquear las salidas de autobuses.

Los regidores de Mobilitat y de Seguretat Ciutadana de Cort, Gabriel Vallejo y Guillermo Navarro, respectivamente, también se personaron en el aeródromo palmesano con el objetivo de solucionar el conflicto en la mayor brevedad posible. Vallejo ordenó que los autobuses de la EMT no recogiesen a ningún viajero hasta que se desbloquease la terminal de llegadas. Sin embargo, sí que se mantuvo el servicio de transporte desde Palma al aeropuerto.

Reivindicación

El presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi, Gabriel Moragues, reivindicó un incremento de las inspecciones para evitar la presencia de taxis pirata. Moragues argumentó que los agentes de la policía les dicen que «han actuado mucho», pero sus denuncias quedan en nada; al tiempo que desde el departamento de Inspección de la Conselleria de Transports señalan que para poder actuar necesitan las denuncias de la policía. Los taxistas exigieron una reunión con la Direcció General de Transports del Govern, el Ajuntament de Palma y AENA. Las tres partes accedieron y ayer mismo por la noche se celebró el encuentro en el aeropuerto.

Durante la reunión, el director general de Transports, Juan Salvador Iriarte, se comprometió a intensificar los controles de inspección, mientras que Navarro a aumentar la vigilancia por parte de la Policía Local. Los taxistas expusieron los problemas con que se encuentran cada temporada y explicaron las consecuencias que supone para su sector la oferta pirata. La reunión de prolongó hasta las diez de la noche con el fin de alcanzar un acuerdo.

Publicado por Infotaxi.