Taxistas colapsan Valencia para denunciar el intrusismo en el sector

EL PAÍS Valencia 25 FEB 2015 – 14:27 CET

La protesta de los taxistas colapsa en el centro de Valencia. / JOSÉ JORDÁN

Los taxistas valencianos en sus vehículos y a pie, con el apoyo de compañeros de otras ciudades españolas, han colapsado las calles del centro de Valencia como medida de protesta contra la supuesta corrupción en el sector y para demandar mayores inspecciones del intrusismo profesional.

Los taxistas han realizado una marcha siguiendo una pancarta con el lema “El taxi dice basta ya de corrupción”, hasta la plaza del Ayuntamiento, donde la Policía Local ha impedido el paso de los vehículos, que se han quedado por los aledaños y donde no han parado de hacer sonar sus bocinas.

Frente al Ayuntamiento, los taxistas han disparado una gran traca y desplegado otra pancarta de compañeros de Madrid que rezaba: “Contra el transporte ilegal, calidad y unidad profesional”.

El presidente de la Federación Sindical del Taxi de Valencia y Provincia, Fernando del Molino, ha explicado a EFE que tienen “centenares de reivindicaciones”, pero las más importantes son la retirada de licencias y una regulación más efectiva del sector que equipare oferta y demanda.

Al Ayuntamiento le reclaman que el carril del autobús y el taxi “no esté secuestrado por intereses hosteleros”, que las paradas de taxi amplíen su capacidad, que se instalen paneles informativos y que se les incluya en el plan de movilidad.

Decenas de vehículos se han concentrado en la plaza San Agustín de Valencia para iniciar una marcha por la ciudad y llegar al Ayuntamiento, donde han registrado un escrito con sus reivindicaciones, antes de iniciar la marcha por varias calles céntricas de la ciudad.

Los taxistas han reprochado a los responsables del Gobierno valenciano que hayan combatido con “contundencia” la corrupción que existe en el sector, además de recriminar que no hayan actuado contra las aplicaciones móviles ilegales o contra el intrusismo.

Convocada por la Federación Sindical del Taxi de Valencia y Provincia, la protesta cuenta con el apoyo de las principales asociaciones del Taxi de la Comunitat Valenciana y de asociaciones de Canarias, Barcelona, Madrid y Andalucía, según la propia organización.

La protesta pretende exigir a la Generalitat y al Ayuntamiento de Valencia que no permitan la situación de abandono y quiebra en la que está el sector y que les lleva a pensar que “puede existir una situación de prevaricación a favor de otras empresas de transporte y de empresas hoteleras”, según su escrito presentado ante la Delegación del Gobierno.

“Sospechosamente, siempre hay intereses ajenos al taxi que salen beneficiados y al taxi no se le tiene en cuenta”, ha añadido Del Molino.

En él también hacen referencia a que esta situación provoca presuntamente una economía sumergida, una explotación ilegal de asalariados y un fraude a la Seguridad Social y a Hacienda, “lo que supondría que puede existir corrupción en la Conselleria de Transporte y en el Ayuntamiento de Valencia”.

Según han argumentado, sobran más de mil licencias de taxis en Valencia pero la Administración “que lo sabe y lo reconoce”, permite que los taxistas “lo pierdan todo día a día y mendiguen por las calles para intentar cubrir los gastos a los que no se llega con jornadas de catorce horas

Publicado por el país