de trabajo que íbamos a darnos de cara a los taxistas, dado que ya íbamos tomando cuerpo entre los autónomos, había que concretar un documento con las líneas programáticas dentro de lo que iba a ser la filosofía de un trabajo con los autónomos.

Iniciamos la búsqueda de un local, y lo encontramos en la Ciudad Fallera, sin agua ni luz,  que teníamos que a alumbrarnos con un portátil del coche, pero  nos serbia para pequeñas reuniones de 12 o 14 miembros, que ya era muy importante poder  juntar  a un grupo de trabajadores autónomos, mas si tenemos en cuenta que la situación política era muy delicada, igual para los que nos sentíamos comprometidos con la causa, así como para aquellos que acudían por primera vez a una reunión, hay que tener en cuenta que los “grises” andaban merodeando por las calles de la “ciudad  fallera”.

Como el local se hacía pequeño,  ya que íbamos ampliando el grupo de compañeros nos veíamos en la necesidad de buscar otro.

Ya en esos momentos asistían a las reuniones los autónomos que eran en edad mayor que nosotros y con más tiempo de taxistas, pero que necesitaban que alguien creara las condiciones para organizarse, y colaborar en la coordinadora de autónomos del taxi de Valencia.

Conjuntamente se comienza a organizar la dirección de la futura federación, que en ese momento hacemos piña todos nosotros, aquí en esos momentos nuestros compañeros Pepe,  jugó un papel fundamental, junto a pepe se integraron: Felix Cañego Cañego 1799. Vicente Puchades .1497, José Crespo Sanfelix 1438. Amancio Redondo Ruano, 1361. Eduardo Baixaulí Feases  1164. Francisco  Carbonell 1342. Antonio Sevilla  1400. José López  Haro 1498 y Valero 1416.

Estos Compañeros eran muy bien vistos por los autónomos,  ya que eran sencillos honestos  campechanos y muy buenos trabajadores, pero que estaban en contra del sindicato vertical existente en ese momento, que sentían la necesidad de poder organizar otro tipo de asociación, y conquistar la libertad, que tanto necesitábamos los trabajadores, fuesen asalariados o autónomos.

Un hecho digno de tener en cuenta, es cuando conceden licencia a Francisco Palanca Lucas y a Félix Cañego Cañego, se les niega  la entrada en la mutua de seguros Valenciana  de taxis,  y en la cooperativa Valenciana de taxistas, en represalia por haber  luchado en defensa de los asalariados del taxi, no  nos perdona el gremialismo el que luchásemos en defensa de los asalariados del taxi. Cuando se nos concede la licencia de taxi,  pasamos de asalariado a autónomo, es por lo que tenemos