Del barco al centro en EMT Personal de la EMT atendiendo a los cruceristas. :: Los autobuses urbanos de Valencia trasladan a 90.000 cruceristas a Ciutat Vella y la Ciudad de las Artes en un año

D. G|  VALENCIA.

Hace ahora un año, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia ponía en marcha un nuevo servicio para atender a los turistas llegados a la ciudad en un crucero y, en estos doce meses, los autobuses urbanos han trasladado hasta el centro de la capital y la Ciudad de las Artes y las Ciencias a más de 90.000 visitantes. Japoneses y rusos han venido copando buena parte de este servicio, que ha atendido también a italianos, franceses, alemanes, ingleses, estadounidenses, argentinos y, por supuesto, españoles.

Después de desembarcar en el puerto, los cruceristas se guían por un carril exclusivo, destacado en rojo, para llegar hasta la terminal donde les esperan los técnicos de la EMT. La primera toma de contacto de los cruceristas con la empresa municipal es a través de la conocida brigada de ‘chaquetas rojas’, un grupo de azafatas que explican a los recién llegados toda la oferta de la entidad para visitar la ciudad. Además les entregan un práctico folleto con el servicio de las líneas 4 y 23, y sus combinaciones con el resto de líneas, editado en seis idiomas: español, inglés, francés, italiano, alemán y ruso.

La oferta de EMT Valencia para los cruceristas que llegan al puerto de Valencia se consolidó a las pocas semanas de su estreno, según resaltaron fuentes de la compañía, ya que se trata de un servicio público «de calidad, económico, confortable, puntual y fluido, aspectos muy apreciados por esta clase de turismo que dispone de pocas horas para recorrer la ciudad a su

Así, Valencia se sitúa como la única ciudad de Europa que ofrece un servicio público de estas características, y que ha convertido a la Empresa Municipal de Transportes «en referencia para los miles de turistas que desembarcan en el puerto», recalcaron.

Por líneas

En tan sólo un año la línea 4 ha transportado a 80.000 cruceristas al centro de la ciudad; mientras que la 23 a otros 10.000 a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La entidad ofrece también la posibilidad a los cruceristas de visitar el centro y la Ciudad de las Artes y las Ciencias transbordando con otras líneas como la L5, L35 y L95. Durante una jornada en la que llega algún crucero al puerto de Valencia la L4 suele ganar, sólo en una mañana, alrededor de 2.000 pasajeros más.

De esta forma, los visitantes «pueden disfrutar de la ciudad económicamente, ya que el billete sólo cuesta 1,5 euros, y con las máximas garantías de seguridad y fiabilidad», recalcaron las mismas fuentes.

El tiempo de viaje también avala a la EMT. Los autobuses de la compañía trasladan durante todo el año a cientos de cruceristas hasta el centro o la Ciudad de las Artes en apenas 20 minutos. «Un trayecto que permite a los turistas disfrutar desde el primer momento de las calles de la ciudad, entrar en contacto con Valencia, sus parques, sus monumentos y su luz desde el interior del autobús», comentaron. «La oferta no puede ser más fiable y práctica y es por eso que los cruceristas eligen la EMT para desplazarse durante sus vacaciones en el Mediterráneo», apuntaron.

Publicado por Levante