Descargar PDF

Llamada virtual para conseguir taxi

Una operaria controla desde una pantalla de ordenador la nueva aplicación informática de los taxis. :: E. C.

La tiva Villa de Jovellanos estrena una nueva aplicación para ‘smartphone

Como preámbulo a la celebración en 2014 de su 30 aniversario, la Cooperativa de Radiotaxi Villa de Jovellanos, que según su presidente, Jorge García de la Vega, agrupa a 241 de los 308 taxis que existen en Gijón, acaba de incorporar un nuevo sistema informático para mejorar el servicio al público. Se trata de una aplicación para ‘smartphone’, de descarga gratuita, que permite pedir un coche sin llamar por teléfono y sin indicar la posición de la persona que lo requiere, circunstancia especialmente ventajosa para quien no conoce la ciudad.

La aplicación, denominada Movitaxi, está diseñada y gestionada por una empresa gijonesa, Visualthink Labs, que ya ha implantado el mismo sistema en ciudades como Madrid, Valladolid, Palencia, Sevilla, Málaga o Santa Cruz de Tenerife y tiene negociaciones abiertas com compañías de taxis de La Coruña y Palma de Mallorca, según indicó a EL COMERCIO, Íñigo Alcalde, uno de los socios.

Adentrarse en la innovación tecnológica para dar facilidades a los clientes y poder hacerlo a través de una empresa asturiana es la razón que ha llevado a RadioTaxi Villa de Jovellanos a invertir en esta aplicación, plenamente operativa desde hace pocos días, aunque previamente sometida a las pruebas convenientes.

Lo primero que deben hacer los usuarios es descargar, sin coste alguno, la aplicación Movitaxi, con la aportación de algunos datos preceptivos para su correcto uso. A partir de ahí, basta activar la citada aplicación para que el requerimiento de un vehículo llegue a sus destinatarios, incluidas algunas opciones como si el taxi debe estar habilitado para discapacitados o debe transportar un animal de compañía, por citar dos ejemplos.

El sistema emite un acuse de recibo, de forma que el solicitante tenga garantía de que su solicitud está en trámite, así como el número de taxi que, por mayor proximidad, acude a buscarlo. Una de las ventajas de la aplicación diseñada en Gijón es que sirve en cualquiera de las ciudades donde existe convenio con una compañía de taxis y, si no lo hubiera, el cliente recibe, al menos, el número de teléfono de la compañía de radiotaxi de la ciudad de que se trate.

En el caso de Gijón, Jorge García de la Vega indicó que la cooperativa que preside prevé firmar próximamente un convenio con la Asociación Empresarial de Hostelería para que los restaurantes y hoteles que lo deseen instalen Movitaxi en sus ordenadores, con el objetivo de pedir taxi a los clientes que lo soliciten sin coste.

El sistema sería igual al ya descrito, pero no haría falta que el cliente tuviera un ‘smartphone’ con la aplicación, sino que la petición se haría a través del ordenador del restaurante o el hotel.

Visita el artículo original.