Descargar PDF

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El primer mes de implantación del sistema del día de descanso obligatorio para el taxi en Santa Cruz de Tenerife se ha cerrado con un ligero incremento de los ingresos obtenidos por el sector, que, sin embargo, se divide en cuanto a las causas que han motivado dicho ascenso.

Así, el presidente de la asociación Teletaxi Isla de Tenerife, Víctor Melián, achacó este incremento a la eficacia del sistema. “De momento va positivo, la mayoría coincide en que han tenido un poco más de recaudación y que gastan menos en combustible, unos 80-90 euros menos, y además valoran mucho trabajar ocho días menos”, explicó.

Sin embargo, apuntó que también se nota la retirada continua de licencias, porque “100 licencias retiradas, a día de hoy, y otras 200 menos en las calles, con este sistema, pues se nota, y más los fines de semana”, que es cuando menos movimiento suele haber.

Menos optimista fue el presidente de la Unión de Trabajadores Autónomos del Taxi (UTAT), Carmelo Peña, quien señaló que el aumento de la recaudación no se debe a la implantación del sistema sino “a las fechas en las que estamos y por la afluencia de turistas de los cruceros”, por lo que apuntó que saben “que caerá cuando pasen estas fechas y se pierda el empuje de los cruceros”. “Y aún así seguimos con recaudaciones insostenibles a final de mes”, enfatizó.

Peña indicó que, además, ha habido “discriminación” entre los compañeros porque, argumentó, algunos “se han beneficiado y otros se han visto perjudicados, al no tener las mismas oportunidades por la posición que ocupan en el grupo para el día de descanso”.

Menos asalariados
A pesar de la valoración que hace Víctor Melián de este sistema, recordó asimismo que la solución definitiva pasa por “seguir retirando licencias”, además de otras medidas.

En este sentido, explicó que una posibilidad que puede ayudar al sector es “limitar el número de asalariados”. Es decir, “sin perjuicio de nadie, respetar a los que ya hay pero que no se contrate a nadie más, que haya un conductor por taxi”. Melián informó de que presentará esta propuesta en la próxima reunión de la Mesa del Taxi.

Por su parte, Carmelo Peña denunció el “grave problema” que mantiene su asociación con el Ayuntamiento, ya que “se niega” a recibirlos “de forma independiente”. “Y eso que hay asuntos que queremos tratar -explicó- que van más allá del sistema del día de parada o del rescate de licencias, como la actualización de tarifas del próximo 2014 y otros temas, pero parece que el Ayuntamiento no quiere tratar con la UTAT”./Diario de Avisos

Visita el artículo original.