Más de mil taxis se concentran contra el intrusismo laboral

JUAN ANTONIO MARRAHÍ VALENCIA |  3

La protesta con vehículos provenientes de toda la Comunitat corta las vías del complejo Nueve de Octubre

Más de mil taxis provenientes de toda la Comunitat Valenciana se han concentrado a lo largo de la mañana de este martes frente a la Conselleria de Transportes para exigir a su titular, Isabel Bonig, que actúe contra el intrusismo ilegal, ya que les está provocando pérdidas de un 50 por ciento que en los puntos turísticos costeros pueden llegar hasta el 90 por ciento.

Así, han secundado la convocatoria de la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunitat Valenciana, USO CV Autónomos del Taxi y ATCV contra esta “fraude” para exigir a Bonig que “trabaje o dimita” entre fuertes pitidos y tirando petardos.

La concentración se ha producido desde las once de la mañana hasta las 13:00 horas frente al Complejo Administrativo Nueve de Octubre de Valencia, lo que ha ocasionado el corte al tráfico en la transitada vía de ocho carriles. La afluencia de taxis al punto de la protesta, acompañada de pitidos y lanzamiento de petardos, ha bloqueado al tráfico las principales vías de acceso a esta zona de la ciudad.

Al respecto, el vicepresidente de la Confederación del Taxi de la Comunitat Valenciana, Ramón Ortega Fernández, ha advertido de que esta práctica “ilegal” está ya provocando que muchos taxistas hayan tenido que “abandonar” porque “no ganan dinero para pagar todos los impuestos”. De hecho, en Alicante, una de las zonas más afectadas, se han perdido ya casi 800 puestos de trabajo en un sector del que dependen más de 10.000 familias en toda la Comunitat.

Ortega ha señalado que este fenómeno “va en aumento” sobre todo en los puntos más turísticos de Alicante y Castellón, como Orihuela o Torrevieja, donde son los propios compatriotas ingleses y alemanes los que se dedican a esta “actividad fraudulenta” que pone en peligro los más de 3.000 puestos de trabajo directo y 1.500 indirectos que genera el sector legal.

Por ello, van a presentar por escrito sus quejas a Conselleria contra este “foco de fraude y economía sumergida” y que se abra una negociación. Sin embargo, ha dudado de que puedan tener éxito ya que las tres experiencias anteriores han fracasado. “No hay manera de que nos contesten”, se ha lamentado.

Así, ha reprochado que mientras que en otras comunidades “sí que paralizan los coches e interponen denuncias” la Conselleria se limita a señalar que “no tiene pruebas” y “no hace nada”. Por ello, ha avanzado que seguir protestando y que incluso se están planteando convocar un paro en toda la Comunitat Valenciana.

Al respecto, recuerdan que el sector del taxi legal aporta a la seguridad Social más de 2 millones de euros y 5 millones a Hacienda, además de tener que contar con todos los carnés, certificados penales, tarifas reguladas, libro de reclamaciones, y pasar las ITV frente a este transporte ilegal que “no crea puesto de trabajo, no tiene seguros de viajeros, no aporta nada al Estado y no cuentan con ningún permiso.

Publicado por Las Provincias.