La Justicia alemana levanta la prohibición dictada contra Uber

Anula la resolución que dictó en agosto y que prohibía a Uber actuar en territorio alemánLos taxistas avanzan su intención de apelar la decisión ante la Audiencia territorial

EFE | ELMUNDO.esBerlín

La Audiencia provincial de Fráncfort ha anulado la resolución provisional que dictó a finales de agosto y que prohibía a Uber, la compañía que conecta a vehículos con conductor con potenciales pasajeros, actuar en todo el territorio alemán.

El tribunal ha celebrado esta martes una vista oral para estudiar el recurso presentado por Uber y ha dado la razón está vez a la empresa frente a la cooperativa de taxistas que la demandó.

Según la Audiencia, la resolución provisional fue correcta, pero se ha comprobado que no hay motivos para aplicar un procedimiento de urgencia en este caso.

En su primer auto, el tribunal dio la razón a la cooperativa de taxistas al considerar que Uber y Uberpop no podían conectar viajeros sin contar con la licencia que exige la ley alemana de transporte de personas. Estableció además una multa de 250.000 euros para el caso de que se incumpliera la resolución provisional, que la empresa recurrió de inmediato.

Tras conocer la última decisión judicial, los taxistas avanzaron en un comunicado su intención de apelar ante la Audiencia territorial, la instancia superior para los procedimientos de urgencia.

La cooperativa que decidió llevar a Uber a los tribunales denuncia que la empresa gane dinero sin invertir y sin asumir responsabilidad alguna, ya que los conductores no son controlados y no están asegurados, con lo que los pasajeros, advierten, tampoco están protegidos. “El sector del taxi acepta la competencia que cumpla la ley. Uber no lo hace”, subrayaron los taxistas.

Por su parte, Uber rechaza las críticas y asegura que cortar sus servicios supone “restringir la posibilidad de elección” de los ciudadanos.

El pasado junio miles de taxistas de grandes ciudades europeas, como Barcelona, Madrid, Berlín, París o Milán, se movilizaron contra el intrusismo que, a su juicio, favorecían aplicaciones como Uber.

En España, Uber está presente en Barcelona, en donde mantiene un pulso con el gremio del taxi e incluso con las autoridades. De hecho, el Ayuntamiento de la Ciudad Condal persigue a los conductores de vehículos dados de alta en este servicio y puede multarlos con hasta 4.000 euros.

Publicado por el Mundo.