Tras el cierre temporal de Uber, el sector del taxi, o parte de él, tiene un nuevo objetivo en el punto de mira. Se trata de la empresa Cabify, que a través de una aplicación móvil u online ofrece VTCs a los clientes. Pero también taxis, “más de 300”, tal y como nos confirma su CEO (director ejecutivo) Juan Ignacio Braschi.

Gaceta del Taxi.-Cabify asegura cumplir con la normativa, ¿por qué cree entonces que se producen estas acciones de seguimiento y denuncia por parte del sector del taxi?

 

Juan Ignacio Braschi.-Es algo que deberías preguntar a ellos, porque nosotros solo podemos especular. Parece que han cumplido con un objetivo y ahora buscan otro. Dicho esto, nosotros tenemos un diálogo relativamente fluido con el sector del taxi, aunque lógicamente no todos tienen por qué vernos de la misma manera ni gustarles nuestra aplicación.

 

Respetamos al sector del taxi y pensamos que el taxi tiene mucho recorrido, son 15.000 licencias, frente a las actuales 1.500 VTCs, con lo cual el taxi es necesario y va a seguir siendo necesario durante muchos años. Está ahí para quedarse y nuestra intención es ofrecer otras alternativas al usuario y en algunos casos opciones adicionales donde el taxi no llega. 

G.T.- ¿Por qué cree que se les compara con otros servicios como puede ser Uber?

JI.B.-Creo que la gente ve la palabra aplicación y te mete en el mismo saco, incluso aunque no sea comparable, como es el caso de las aplicaciones de transporte interurbano. Desde luego nuestro servicio va enfocado a empresas, la mayor parte de nuestra facturación, un 70% aproximadamente es de empresas, y eso es un condicionante para nuestro respeto por la legalidad. Al trabajar con empresas tenemos que ser muy pulcros con la normativa porque las empresas no se van a arriesgar a trabajar con quienes tienen coches piratas.

 

Nuestro compromiso con la legalidad es absolutoy queremos reiterar nuestro talante conciliador, no queremos saltarnos la ley y creemos que el taxi es un sector muy importante, lo ha sido y lo será. Nosotros también queremos ser relevantes en el futuro pero no queremos romper con lo que ya está establecido sino ser una opción más.

Normativa anticuada

G.T.-En su opinión, ¿están adecuadas a la realidad las actuales normativas sobre transporte o considera que deberían actualizarse?

 

JI.B.-Las leyes de transporte tienen ya muchos años y se han desarrollado muchas aplicaciones que ayudan a poner en contacto a usuarios y transportistas y tienen una serie de ventajas como son los filtros de calidad y, si la normativa lo permitiera, los usuarios podrían conocer cuánto les cuesta un taxi de antemano.

 

Es una normativa anticuada incluso para el propio sector, que tiene el corsé de la tarifa regulada que es muy estricta. De ahí a permitir que todo esto sea una barra libre y cualquiera se eche al campo y sin pagar impuestos se ponga a mover gente, creo que hay consenso general que no es lo óptimo ni para la ciudad, ni para el sector del taxi ni para nosotros.

 

PUEDES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA  entrando en la Gaceta del taxi y podras descargar el pdf.

Publicado por la Gaceta del taxi.