Descargar PDF

La Asamblea General de la Comunidad Urbana de Valladolid (CUVA) ha acordado una moratoria de cinco años para la puesta en marcha completa del área común de taxis del área metropolitana, por lo que en este período los vehículos con licencia en un municipio no podrán utilizar las paradas de otras, ni los ayuntamientos convocarán nuevas plazas.

Así lo han explicado a los medios de comunicación, tras la reunión celebrada en Valladolid, el presidente de la CUVA y alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva; y el vicepresidente y primer edil de Tudela de Duero, Óscar Soto, que han reconocido que será necesario un consenso importante entre los municipios y con la Junta de Castilla y León para acordar la normativa definitiva del área común.

Por el momento, se ha aplazado cinco años el libre movimiento de los taxis por las paradas de los municipios del área metropolitana, por lo que los seis vehículos con licencia de Arroyo de la Encomienda y los de Laguna de Duero, Boecillo y Villanubla no podrán utilizar las paradas situadas en Valladolid, al igual que los taxis de la capital no podrán esperar a clientes en los 23 municipios del alfoz que integran la CUVA.

Asimismo, se ha acordado en la Asamblea que en este período de cinco años, los municipios de la CUVA no convocarán nuevas licencias para taxis y que, en adelante, tendrán que someterse a la aprobación del órgano rector de la Comunidad Urbana.

De este modo, las únicas implicaciones del establecimiento del área común de taxis será que los vehículos con licencia en los municipios del alfoz podrán acudir a Valladolid capital para recoger a clientes que se lo soliciten por vía telefónica u otros medios. Los taxis de la capital también podrán recoger a personas a demanda en otros municipios.

También se ha acordado que si los taxis de municipios del alfoz se incorporan a la emisora de Radiotaxi, se les avisará en primer lugar si hay una llamada de uno de los pueblos. Mientras tanto, en el caso del aeropuerto de Villanubla, el primer puesto de la parada siempre estará reservado para el taxi que tiene licencia de la localidad.

Según ha precisado León de la Riva, durante estos cinco años se deberá alcanzar un consenso para el funcionamiento completo del área común de taxi, que deberá estar apoyada por dos tercios de los ayuntamientos presentes en la Asamblea. Asimismo, el regidor vallisoletano ha instado a la Junta de Castilla y León a la creación del Área Conjunta de servicio de taxi en Valladolid.

En cambio, el alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Méndez, ha ejercido como representante de la voz crítica contra este acuerdo y ha anunciado que su Ayuntamiento no aprobará la normativa del Área Común si ésta no se consensúa con la asociación de taxistas de la localidad, que cuenta con seis licencias, al igual que se ha contado con la Agrupación de Taxi de Valladolid, cuyo presidente, Roberto Merino, ha estado presente en la reunión de la Asamblea de este viernes.

Además, Méndez ha advertido de que duda que el área común de taxi se ponga en marcha de forma completa en algún momento si no cuenta con el apoyo de todas las localidades que la integran, pues ha recordado que se trata de una competencia estrictamente municipal.

La oposición del alcalde y de los taxistas de Arroyo de la Encomienda se halla principalmente en la imposibilidad de que puedan trabajar en las paradas de taxis de la capital durante los próximos cinco años, y Méndez ha restado importancia al hecho de que sí puedan trabajar bajo llamada, pues asegura que los de Valladolid ya podían hacerlo. “Los taxistas tienen que vivir estos cinco años, mantener a sus familias y pagar los créditos de sus coches”, ha recalcado el regidor independiente.

Asimismo, ha mostrado su oposición a la congelación de las licencias para taxis durante estos cinco años, si bien ha matizado que no tiene previsión de sacar más plazas en su municipio, salvo que se observe que es necesario.

En cuanto a otros medios de transporte, el alcalde de Valladolid ha preferido centrarse por el momento en el área de taxi ya que se trata de una materia en la que los ayuntamientos pueden “decidir” actualmente y debido a la complejidad económica de la creación de un transporte metropolitano de autobús, para lo que ha insistido que debería participar la Junta de Castilla y León. “Encargo sin dinero, descanso para el arriero”, ha apostillado.

Por otro lado, la Asamblea ha aprobado la incorporación a la misma de los municipios de Aldeamayor, Castronuevo de Esgueva, Ciguñuela, Geria, Mucientes, La Pedraja y Valdestillas, por lo que el número de ayuntamientos integrados pasa de 16 a 23.

Otro acuerdo alcanzado en la reunión celebrada este viernes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Valladolid ha sido el alcanzado con la Junta de Castilla y León para que los municipios de la CUVA puedan solicitar a la Consejería de Fomento auditorías energéticas gratuitas dirigidas a avanzar en la puesta en marcha de sistemas de biomasa.

En este sentido, el alcalde de Tudela de Duero ha añadido que se ha solicitado a la Junta la homologación de los ‘pellets’ que produce la Junta de Castilla y León en las instalaciones del Prae, en Valladolid.

Visita el artículo original.