Desde la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunidad Valenciana denuncian que la forma de aplicar la ley “por parte de los responsables del transporte en Valencia es más que discutible”. Explican que a pesar de haber reconocido que sobran 1.000 licencias en Valencia “no dan soluciones al problema”.

 

Tampoco  “son capaces de regular ni los festivos entre semana” cuando baja la demanda un 70%, señalan, ni se controlan los horarios de los asalariados del sector  “tal y como dice la Ley de Movilidad de la Comunidad Valenciana en su artículo 49.1”.

 

Por otro lado, lamentan el cese de la Jefa del Servicio de Inspección de la Consellería de Transporte “que no permitía que se incumpla ninguna normativa en el transporte” y se plantean sin este cese no habrá sido motivado por querer meterse con los alquileres de licencias y las ilegalidades en el sector del taxi. 

Publicado por la Gaceta del taxi.