La Audiencia Provincial de La Rioja juzga desde el pasado 26 de enero al ex presidente de la Unión de Taxistas de La Rioja acusado de desviar más de 90.000 euros de las cuentas de la asociación. El fiscal pide para él cuatro años de cárcel y multa de 1.500 euros.

 

Según el escrito de la fiscalía, desde 2007, cuando es nombrado presidente del Consejo de Administración de Unitaxi  hasta 2010, el acusado habría sacado de las cuentas de la asociación diferentes cantidades de dinero mediante cheques, reintegros en efectivo y transferencias. Así, dispuso de 32.827 euros en 2007; 14.795 en 2008; 30.015 en 2009; y 1.350 en 2010. A esas cantidades, que suman 79.000 euros, se añaden otros 11.477 euros que pagó como presidente de la asociación en diferentes restaurantes de Logroño.

 

Para justificar estas cantidades, el acusado emitió facturas a Unitaxi en concepto de “servicios prestados” por valor de 165.889 euros. Estos hechos constituyen un delito continuado de apropiación indebida, en cantidad de notoria importancia, por lo que piden para el acusado cuatro años de prisión y una multa diaria de 5 euros durante diez meses. Además deberá indemnizar a Unitaxi con la cantidad perjudicada más los intereses legales.

Publicado por la Gaceta del taxi.