Una adolescente ha confesado haber asesinado a un taxista con un arma de fuego en Montevideo, en Argentina, dentro del vehículo. La asesina, según declaraciones de la policía, contó después con la ayuda de su pareja para quemar el cadáver. 

 

Tras matar al profesional por no querer entregarle el dinero que este llevaba en el taxi, decidió dispararle. Una vez muerto, con la ayuda de su novio le escondieron en el maletero del vehículo y lo condujeron hacia otro lugar, donde prendieron fuego al coche para intentar borrar evidencias. Pero el coche no se acabó quemando del todo.

 

Al llegar a su casa confesaron a los padres de la joven el crimen, lo que desencadenó en que estos decidieran irse del barrio para evitar estar bajo sospecha. 

 

Fuentes de la jefatura de Policía en Montevideo aseguran que la chica había intentado matar anteriormente a otras dos personas. Ahora se encuentra a disposición del juzgado de menores, que determinará su traslado a uno de los hogares del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU).

 

La madre de la asesina confesa y la pareja de la adolescente, mayor de edad, se encuentran procesados, mientras que otra persona está prófuga, presumiblemente la pareja de la madre. 

 

Los taxistas de Uruguay, junto con trabajadores de autobuses, realizaron dos días de huelga para exigir medidas contra la inseguridad laboral en el sector

Publicado por la Gaceta del taxi.