El candidato de Compromís logra mayoría absoluta con el apoyo del PSPV y València en Comú –

Foto: F. Bustamante

LEVANTE-EMV.COM/EFE Joan Ribó Canut ya es el nuevo alcalde de Valencia. El candidato de Compromís ha recibido la vara de mando de la ciudad en el pleno de constitución del ayuntamiento. Ribó ha obtenido lamayoría absoluta con diecisiete votos: los nueve de su formación más los cinco del PSPV y los tres de los concejales de València en Comú.

Los otros candidatos fueron Alfonso Novo, del PP, que recibió diez votos, y Fernando Giner, de Ciudadanos, que fue apoyado por los seis ediles de su partido.

La ya exalcaldesa, Rita Barberá, no ha asistido a la constitución del nuevo Ayuntamiento porque ayer renunció a su acta de concejal para dedicarse exclusivamente a la presidencia del grupo popular en Les Corts Valencianes.

El acto solemne ha empezado con la lectura de la normativa por parte del secretario municipal, Pedro García Rabasa, a lo que ha seguido la constitución de la Mesa de Edad, con Joan Ribó, de 68 años como presidente como concejal más longevo y la socialista Sandra Gómez como la más joven.

Ribó ha bromeado con que “como más joven” presidía la mesa y ha dado paso a la jura o promesa del cargo de los 33 ediles del nuevo consistorio, que lo han hecho en valenciano o en castellano y que han seguido la fórmula tradicional aunque los de Compromís han apuntado coletillas sobre cómo será su trabajo por la ciudad y los ciudadanos.

En la promesa del acta de concejal, realizada en valenciano, Ribó, que ha sido el segundo tras Gómez (PSPV) en hacerlo, ha añadido que trabajará “incansablemente para poner el centro de atención en las personas y hacer de Valencia una ciudad de todos y todas”.

A continuación se ha procedido a la presentación de candidaturas, Alfonso Novo (PP), Fernando Giner (Ciudadanos) y Joan Ribó (Compromís), que ha recibido las votaciones de los ediles en orden alfabético.

Se ha dado la circunstancia de que como presidente de Mesa, Ribó debería haber hecho el recuento de los votos y la proclamación de alcalde, aunque al ser él mismo uno de los candidatos, ha sido el secretario el que lo ha hecho, para determinar que los 17 votos han dado la mayoría absoluta a Ribó para gobernar. Novo ha recibido 10 votos y Giner 6.

Ribó ha recibido la vara de mando del secretario municipal antes de que los portavoces de los diferentes grupos hayan pronunciado un discurso para que el acto lo cerrara el alcalde con su primer discurso en su nuevo cargo.

Durante el primer discurso, ha comunicado que prescinde de usar la vara de mando de alcalde porque no representa su forma de gobernar, al tiempo que ha apostado por el “diálogo” con sus “vecinos y vecinas”.

Ha justificado así “el poco entusiasmo” con el que dice haber recibido “la que conocemos como vara de mando” tras su nombramiento y ha destacado que “como alcalde no me hace falta, ni la vara ni el mando”.

“Por eso, y delante de todos ustedes, de toda la ciudadanía, le encomiendo al señor secretario del pleno que la guarde donde considere porque no es un símbolo que represente mi forma de gobernar. Prefiero, en cualquier caso, el diálogo con mis vecinos y vecinas” ha expuesto Joan Ribó, que ha pronunciado todo su discurso en valenciano.

A la investidura han asistido representantes de entidades sociales y ciudadanas de la ciudad, entre ellas la Asociación de Víctimas del Metro 3 de julio, así como dirigentes políticos de los partidos que han firmado el pacto de izquierdas y el acuerdo para la Generalitat, entre ellos Mónica Oltra.

El pleno de investidura ha sido seguido por numerosos ciudadanos que se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento, frente al edificio consistorial, para celebrar el acceso de Joan Ribó a la alcaldía y el inicio de una nueva etapa política

Publicado por Levante