Fin a las camisetas y chanclas para los taxistas de Las Palmas

Los taxistas de la capital Gran Canaria ya tienen definido su uniforme oficial. El azul es el color dominantes y no se admiten vaqueros, camisetas, ni chanclas. Tampoco  se podrán llevar los pies al descubierto 

 

La imposición del uniforme en el servicio del taxi de Las Palmas estaba previsto en la ordenanza aprobada a principios de julio, pero quedaba por definir cómo sería la vestimenta oficial. Cuestión que ha quedado resuelta el pasado 31 de julio con la resolución municipal que establece la instrucción de la uniformidad.

 

Con esta resolución se pone fin a la ropa vaquera o deportiva. En menos de un mes los taxistas tendrán que llevar en color celesta una camisa de botones o polo con cuello camisero, sin anagramas ni señales publicitarias -salvo la marca de la prenda.

El pantalón o la falda será largo y de color oscuro, negro o el azul marino. Los calcetines negros o azul marino y los zapatos oscuros y cerrados.

 

La resolución del concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, especifica que quedan prohibidos los pantalones cortos, los vaqueros, los pantalones deportivos, el chándal o cualquier otro pantalón de color distinto al escogido por el grupo de gobierno.
En cuanto al calzado, se rechaza la utilización de deportivas, zapatillas o cualquier otro calzado que esté sin sujeción en el talón. Las camisas o camisetas que no tienen manga también quedan desterradas desde ahora.

 

La nueva norma exige además que “la uniformidad habrá de llevarse en las debidas condiciones de aseo, higiene e imagen (ropa limpia, ropa debidamente puesta para evitar dar imagen desaliñada o incorrecta, zapatos en condiciones, etcétera) propias de la prestación de un servicio con los estándares mínimos de calidad exigibles para la prestación de un servicio público de transporte”.

 

De forma reiterada los taxistas de la capital Gran Canaria han manifestado  su rechazo llevar uniforme en su trabajo pero a partir de ahora para evitarlo sólo queda el recurso de los tribunales por vía contencioso-administrativa.

Publicado por la Gaceta del taxi