Expedito Suárez: “El enemigo está en casa”

Expedito Suárez, presidente de la Asociación de Titulares de Licencias de Autotaxi de Canarias (Atlatc), ponía hace escasas semanas en conocimiento de las autoridades, en nombre de la congregación que dirige, el conocido ‘Caso de los Floteros’, que destapaba un presunto delito de varios taxistas contra la Hacienda Pública. A raíz de esta denuncia no han cesado los insultos y las amenazas contra su persona. Incluso el afectado habla de que ha sufrido un intento de homicidio. Ha concedido una entrevista a nuestra revista para hablar de todo lo sucedido. 

 

“Viene a por mi. Quiere matarme”. En estos términos se refiere Expedito Suárez a la situación que vive. Días atrás su taxi fue embestido por una furgoneta conducida por Sebastián Santana Mayor que, curiosamente, es un taxista que se encuentra implicado en el ‘Caso de los Floteros’. 

 

Según la denuncia, los hechos ocurrieron a primera hora de la tarde, justo en el momento en el que Expedito Suárez iniciaba con su taxi la marcha al ponerse en verde un semáforo. Instantes después, una furgoneta le embistió fuertemente por la izquierda causando graves daños a la puerta del conductor del vehículo contrario.

 

Todo esto tiene una explicación, según Suárez. Recientemente su asociación interponía una denuncia para que se investigara la actividad de ese grupo de empresarios que alquilan licencias de taxis a herederos de titulares fallecidos mediante un procedimiento en el que presuntamente puede haber fraude a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social, además de posibles delitos contra los derechos de los trabajadores. 

 

Esto está teniendo serias repercusiones con el presidente de la asociación de taxistas, que incluso han llevado a Suárez a pedir en el atestado policial una orden de alejamiento de Santana Mayor respecto a él.

 

Expedito Suárez cuenta a La Gaceta del Taxi en qué consiste esta trama, la actitud del Ayuntamiento para hacerla frente y su opinión sobre la Ordenanza aprobada en abril.

 

 ¿Puede explicar a nuestros lectores en qué consiste el ‘Caso de los Floteros’? 

 Los ‘floteros’ son personas que arriendan licencias de taxi de otras personas que no están ejerciendo la actividad, produciendo una situación anómala e ilegal. Ellos crean corrupción. 

Lo que hacen estos ‘floteros’ es que al hijo que trabaja la licencia del padre se le da de alta como autónomo colaborador, que esta perfecto. El problema es que realmente tendría que ser autónomo único, pues el padre jubilado no debería figurar como autónomo.

Cuando un taxistas acaba sus días de trabajo tiene que traspasar la licencia, vendiéndola o haciendo lo que le de la gana. Es decir, traspasarla a nombre de otra persona que sea autónomo. Así es la ley.

 

 A raíz de que denunciara este caso ha recibido amenazas y roturas en su coche, ¿por que esta reacción?

 Desde que yo presenté la denuncia contra el fraude fiscal he recibido amenazas de todo tipo. 

Uno de los presuntos defraudadores me golpeó circulando con su coche en una puerta, hecho que yo no considero un accidente de tráfico, sino un intento de homicidio. Sebastián Santana es un presunto flotero y he denunciado que se quiere tomar la justicia por su mano. Viene a por mi y quiere matarme. 

Además recibo numerosas llamadas y amenazas por mensaje a través de Whatsapp. También he detectado malas miradas por parte de otros compañeros.

Tengo cada vez más claro que el enemigo está en casa. De hechos muchos se han alegrado, me transmitía un compañero, del accidente diciendo “ojalá le hubieras matado”.  

 

 ¿Como continúa el proceso judicial sobre este tema?

 Está en secreto de sumario, todavía está en los juzgados

Publicado por la Gaceta del taxi.
Si quieres ver toda la entrevista consulta la página de la Gaceta.