David Pérez 

Uber tiene un duelo con la justicia: siguen operando entre prohibiciones y medidas cautelares, incluso camuflando los bloqueos como simples problemas. ¿Pero estamos cometiendo un delito utilizando Uber en España? ¿Cuál es la situación exacta?

Uber se ha rodeado de polémica en las últimas semanas: la conocida aplicación de transporte llegó hace relativamente poco a la península, y cada vez podemos encontrarla funcionando en más ciudades. Hasta ahora podemos pedir un UberPOP en Madrid, Barcelona y Valencia, ciudades donde tienen presencia en la compañía americana.

El problema es que a muchos gremios no les ha hecho ni pizca de gracia que llegase: ni a los taxistas, ni a los ayuntamientos. La realidad es que la legalidad de Uber es dudosa cuanto menos, cosa que dio pie a la crónica de una muerte anunciada, la prohibición de Uber en España, medida cautelar que se produjo a principios de este mes de diciembre.

¿Cuál es la situación de Uber en España?

Hoy, viernes 26 de diciembre, no tenemos una nueva medida cautelar por parte del Juzgado de lo Mercantil Número 2 de Madrid, tenemos la ejecución de la misma medida cautelar de principios de diciembre: se ha ordenado el bloqueo de Uber por parte de los prestadores de servicios intermediarios (los operadores de red como Movistar, en definitiva).

Este es el motivo por el cual los clientes de Movistar han dejado de tener acceso a su web; un clásico bloqueo a través de sus DNS que se esquiva cambiando nuestras DNS por las de Google u OpenDNS. Este bloqueo es la única vía ejecutiva que tiene la justicia española para impedir el uso de Uber, dado que la empresa no se encuentra en ningún país de la Unión Europea.

Esta decisión sólo afecta a la página web en sí: la orden de bloquear el acceso no se extiende a las tiendas de aplicaciones, por lo que Apple y Google pueden tomar la decisión que quieran respecto a borrar o no borrar la aplicación en España (aunque será interesante ver qué movimiento toman ambos gigantes).

Podemos seguir descargando la aplicación sin ningún peligro, ¿pero estamos cometiendo un delito al pedir un coche de Uber para un desplazamiento?

La postura de Uber: aquí no ha pasado nada

Si tenéis una cuenta de Uber creada, os ha debido de sorprender un correo electrónico en forma de newsletter que podéis leer aquí: describen todo como problemas de conexión con algunos operadores españoles (forma curiosa de maquillar el bloqueoAlgunos usuarios no están siendo capaces de iniciar sesión en la App y utilizar Uber como lo venían haciendo de forma habitual por problemas de conexión con algunos operadores telefónicos españoles.

La solución para iOS tardará en llegar, probablemente por la aprobación de Apple de la actualización, pero ya tenemos la solución para Android en forma de actualización disponible en Google Play. Aunque algo que llama mucho la atención es que refuerzan su compromiso de seguir funcionando en España:

Desde Uber mantenemos nuestro compromiso con los usuarios de España de ofrecer un viaje seguro, cómodo y fiable en esta época de fiestas.

Desde El Androide Libre hemos intentado ponernos en contacto con los responsables de Uber en España, pero no hemos recibido ningún tipo de respuesta desde la compañía.La postura legal: los usuarios no están cometiendo un delito

Sin obtener respuestas desde Uber, hemos pedido consejo aVictor Salgado, socio-director de Pintos & Salgado Abogados, a quien agradecemos el haber atendido amablemente nuestras preguntas, y que también colaboró en la parte legal de la aplicación espía para Android que analizamos hace tiempo.

El resumen para los usuarios de Uber es sencillo, en realidad:los usuarios no deberían tener ningún problema subidos a un coche de Uber, no en este momento y con las medidas tomadas hasta ahora.

Dado que, en principio, no es un mandamiento dirigido contra los usuarios, no se les podría acusar de un delito de desacato si siguen utilizando el servicio

Los usuarios pueden respirar algo más tranquilos si tienen planeado seguir utilizando Uber, siempre y cuando puedan acceder al servicio, aunque los conductores de la compañía pueden no tenerlo tan sencillo, como también nos aclara Victor:

Ello no obsta a que se pudiera actuar contra los conductores sin licencia por vía mercantil o administrativa, ya sea por competencia desleal o por infracción sancionable con multa.

¿Qué va a ser de Uber en España?

El saber qué será de Uber en España es una incógnita que sólo solucionará el tiempo y el paso de los acontecimientos, aunque la decisión que se tome en los juzgados madrileñosva a sentar un precedente importante cuanto menos. No son pocos los servicios online que pueden provocar un nuevo caso Uber en nuestro país, no es de extrañar que tantas personas estén mirando el caso con lupa.

En cualquiera de los casos, Uber no parece que vaya a desistir en su intención de seguir operando en tierras españolas, aunque la justicia española intente detener su actividad en nuestro país. Seguiremos atentos, pero lo cierto es que todavía nos quedan varios capítulos por leer en esta novela.

Publicado por el androide libre