El tribunal dio la razón a una cooperativa que optaba a tres licencias para ofrecer el servicio a empresas, tras el rechazo del TSJA y el Principado

M. VARELA

 MIERES

Hasta ahora, el Principado de Asturias venía denegando sistemáticamente la concesión de licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor, pero sin cartel identificativo ni taxímetro) a los taxistas o a cualquier persona que la solicitase, con argumentos que suponían una clara barrera de entrada al mercado del transporte de pasajeros. Sin embargo, una cooperativa de taxis de Mieres nunca perdió la esperanza de conseguirlas.

Fue el 6 de mayo de 2013, cuando una resolución de la Consejería de Fomento del Principado de Asturias negó a dicha cooperativa el acceso a tres licencias de este tipo, en aplicación del Reglamento de Ordenación de Transportes Terrestres. Lo mismo ocurrió con el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

El letrado Daniel Bayón, representante de la cooperativa, recurrió en casación al Tribunal Supremo, que, recientemente, ha dictado una sentencia pionera en Asturias, el pasado 24 de marzo, por la que se revocan la resolución de la Consejería de Fomento y la mencionada sentencia del TSJA. El fallo judicial reconoce el derecho de la cooperativa de taxistas de Mieres a obtener las autorizaciones VTC solicitadas. El Supremo considera que el arrendamiento de vehículos con conductor