El precio de las licencias de taxi repunta tras desplomarse a la mitad desde 2007

Las autorizaciones con vehículo cuestan ahora cerca de 110.000 euros tras haber bajado hasta los 100.000 – El gremio estima que hay a la venta más de medio centenar

c. prego/ a. méndez 10.04.2014 | 01:16

Taxis esperan un servicio en la parada de García Barbón. // J. Lores

Taxis esperan un servicio en la parada de García Barbón. // J. Lores

El taxi vigués acaricia sus primeros signos positivos en un lustro. Tímidos, eso sí. Por primera vez desde que la crisis embistió al gremio, en 2008, las licencias municipales -concesiones cuya venta no está prevista en la ordenanza vigente- “repuntan” su precio en el mercado. Adquirir un taxi en Vigo exige hoy un desembolso que oscila en torno a los 110.000 euros. Aunque es imposible determinar una cantidad exacta -cada venta se rige por sus propias reglas, como el estado del vehículo que acompaña a la autorización o las condiciones acordadas entre ambas partes- la cifra es superior a los 90.000 o 100.000 euros que se pagaban desde 2011. Los precios quedan sin embargo muy lejos de los que se manejaban antes de la recesión, cuando hacerse con un taxi exigía afrontar una suma de casi 200.000 euros.

“El precio de la licencia está remontando”, apunta el presidente de la Cooperativa de Taxistas, Manuel Chorén, quien advierte de la dificultad de determinar las cantidades. El desplome de las tarifas se explica para el representante de los autopatronos olívicos por dos razones: la crisis y la bolsa de licencias acumulada en los últimos años. “Hay un stock grande”, valora Chorén. En la actualidad permanecen a la venta más de medio centenar de concesiones, buena parte de autopatronos que desean jubilarse. Tras un período “parado”, en los últimos meses se han cerrado transacciones.

El “repunte” del valor de las licencias no va acompañado todavía de una mejora de la facturación. Chorén cifra en “un 30% o 35%” la caída de los ingresos con respecto a los años previos a la crisis. Para aliviar esa bajada de demanda el gremio estudia ya nuevas medidas de regulación. El objetivo es reducir la competencia de taxis en las calles.

publicado por el Faro de Vigo.