l Iwo Jima, ayer en el puerto de Valencia. :: manuel molinesEl buque de la armada americana llegó ayer al puerto, donde permanecerá atracado hasta el 4 de julio

 VALENCIA

29 junio 2015

El portaaviones norteamericano Iwon Jima atracó ayer en el puerto de Valencia, donde desembarcaron cerca de 3.500 militares. Desde el mediodía de ayer la embarcación se encuentra atracada, con motivo de un descanso de dotación, en el muelle de cruceros. En este punto está previsto que permanezca hasta el día 4 de julio.

El USS Iwo Jima LHD 7 es un buque de asalto anfibio de la clase Wasp, de 257 metros de eslora y una potencia de 70.000 caballos. Es, además, el segundo buque norteamericano construido en memoria de la batalla de Iwo Jima, librada por marines norteamericanos contra el ejército japonés en el año 1945.

Un recorrido por la historia del Iwo Jima descubre interesantes datos como el que hace referencia a que excombatientes de la batalla que da nombre al portaaviones formaron parte del pasaje de unos 2.000 veteranos de la Segunda Guerra Mundial que en junio de 2001 protagonizaron el primer viaje del buque. La construcción del LHD 7 se inició en 1996 y la botadura tuvo lugar en el año 2000.

Entre las misiones que ha protagonizado el portaaeronaves norteamericano atracado en el puerto de Valencia, llama la atención que el último día del mes de agosto de 2005 fue enviado hasta el golfo de México con fines humanitarios para ayudar a atender las necesidades que trajo consigo el huracán Katrina en la zona. Entre las funciones que tenía encomendadas en esa misión se encontraba actuar como centro de operaciones.

Además, se convirtió en el único campo de aviación que pudo funcionar a pleno rendimiento en la región afectada por las consecuencias del huracán. De esa manera el Iwo Jima pasó a ser el espacio para operaciones de helicópteros. Su aportación incluyó también el reparto de comida, así como la prestación de otros servicios de carácter humanitario.

Un barco en Benidorm

Entre los últimos buques norteamericanos que han llegado a puertos de la Comunitat Valenciana, se encuentra el que en 2011 entró en la bahía de Benidorm. La embarcación pertenecía a la armada norteamericana, un CG 64 USS Gettysburg de la VI Flota de EE.UU. Se trataba de un lanzamisiles con capacidad de ataque y antisubmarino con funciones de escolta de buques portaaviones, entre otras.

En aquella ocasión a bordo de la embarcación militar viajaban cerca de 400 marines, que disfrutaron de cuatro días en la ciudad alicantina. Con la llegada de aquel lanzamisiles, Benidorm recuperó las escalas de buques americanos que llegaban al puerto en los años 80 y 90.

El capitán de la embarcación y su ayudante durante su estancia en Benidorm visitaron el ayuntamiento de la ciudad.

Publicado por las Provincias.es